"ESTOY PELEANDO CONTRA PAROLIN, LAS COSAS MALAS VIENEN DE ÉL".

Cardenal Zen asevera que el gobierno comunista de China, que es perseguidor de la fe, quiere la rendición del Vaticano

El obispo emérito de Hong Kong, Joseph Zen, lamentó que la Iglesia clandestina en China "está condenada a desaparecer", dado que los obispos más ancianos mueren y no se nombra sucesores. Indicó que "la situación es muy mala y la fuente de esto no es el Papa que no sabe mucho de China", y aseguró que cuando los fieles se acercan a él para preguntarle cómo puede ahora ayudar a la Iglesia, les dice que no puede hacer nada. "No tengo voz en el Vaticano. Simplemente nada. Y la situación para la Iglesia Católica es, humanamente hablando, desesperada", alertó Zen. 

14.02.2020  |  China

El cardenal y obispo emérito de Hong Kong, Joseph Zen, lamentó que la Iglesia clandestina en China "está condenada a desaparecer", dado que los obispos más ancianos mueren y no se nombra sucesores, y afirmó que el gobierno comunista de China quiere la rendición del Vaticano, en diálogo con CNA, la agencia en inglés del Grupo ACI, el martes 11 de febrero, en su visita al Capitolio en Washington D.C. Por pedido del cardenal no se tomó fotos del evento con miembros del Congreso -con quienes habló de la sinización y del intento del régimen de controlar las religiónes-, ni de la conversación de la agencia con él. 

El prelado aseveró que "la situación es muy mala y la fuente de esto no es el Papa que no sabe mucho de China", tras recordar que Francisco le "tiene en una estima especial". "Estoy peleando contra Parolin porque las cosas malas vienen de él", aseveró el prelado, al referirse al cardenal y secretario del Estado del Vaticano, Pietro Parolin. Aseguró que no se pueden comprometer con el Partido Comunista Chino porque sus miembros son "perseguidores" de la fe. "Ellos quieren la rendición total. Eso es el comunismo", denuncio. En septiembre de 2018, el Vaticano firmó con el gobierno chino de de Xi Jinping un acuerdo provisional para el nombramiento de obispos.

En Estados Unidos, se reunió con congresistas en el despacho del representante republicano por New Jersey, Chris Smith. "Zen es un san Pablo de nuestro tiempo, ya que no es sólo un santo y eficaz testigo del Evangelio de Jesucristo, sino un hombre de gran verdad sobre lo que realmente está pasando en China", precisó Smith. "Cada vez más la Iglesia está bajo persecución. ambas, la oficial y la clandestina", indicó Zen, quien sostuvo que cuando los fieles se acercan a él para preguntarle cómo puede ahora ayudar a la Iglesia, les dice que no puede hacer nada. "No tengo voz en el Vaticano. Simplemente nada. Y la situación para la Iglesia Católica es, humanamente hablando, desesperada", alertó. 

Fuente: ACI Prensa.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.