EN LA EXHORTACIÓN APOSTÓLICA POSTSINODAL 'QUERIDA AMAZONIA'.

Francisco ratifica que "ese carácter exclusivo recibido en el Orden" capacita sólo al sacerdote "para presidir la Eucaristía; esa es su función específica, principal e indelegable"

El Papa indicó que "es importante determinar qué es lo más específico del sacerdote, aquello que no puede ser delegado", en su exhortación apostólica postsinodal 'Querida Amazonia', publicada el miércoles 12 de febrero, tras descartar luego de meses de especulaciones la posible ordenación de 'viri probati'. Pidió a los obispos, en especial a los de Hispanoamérica, no sólo "promover la oración por las vocaciones sacerdotales, sino también a ser más generosos, orientando a los que muestran vocación misionera para que opten por la Amazonía".

12.02.2020  |  Francisco  |  Jennifer Almendras.

Francisco ratificó que "ese carácter exclusivo recibido en el Orden" capacita sólo al sacerdote "para presidir la Eucaristía", dado esa es "su función específica, principal e indelegable", en su exhortación apostólica postsinodal 'Querida Amazonia' - texto con 111 puntos y con una estructura de 4 partes y una conclusión-, publicada el miércoles 12 de febrero, tras descartar luego de meses de especulaciones la posible ordenación de 'viri probati', es decir hombres casados para celebrar Misa en zonas remotas y aisladas, que fue propuesta en el punto 111 del documento final del Sínodo de la Amazonía, que se realizó en Roma del 6 al 27 de octubre de 2019. Además, rechazó la ordenación de diaconisas, al precisar en el punto 100 que esa mirada reduccionista "limitaría las perspectivas, nos orientaría a clericalizar a las mujeres, disminuiría el gran valor de lo que ellas ya han dado y provocaría sutilmente un empobrecimiento de su aporte indispensable". 

"El modo de configurar la vida y el ejercicio del ministerio de los sacerdotes no es monolítico, y adquiere diversos matices en distintos lugares de la tierra. Por eso es importante determinar qué es lo más específico del sacerdote, aquello que no puede ser delegado. La respuesta está en el sacramento del Orden sagrado, que lo configura con Cristo sacerdote. Y la primera conclusión es que ese carácter exclusivo recibido en el Orden, lo capacita sólo a él para presidir la Eucaristía. Esa es su función específica, principal e indelegable", argumentó el Papa en el punto 87 de 'Querida Amazonia'. "El sacerdote es signo de esa Cabeza que derrama la gracia ante todo cuando celebra la Eucaristía, fuente y culmen de toda vida cristiana. Esa es su gran potestad, que sólo puede ser recibida en el sacramento del Orden sacerdotal", aseguró el obispo de Roma en el punto 88.

Afirmó que "únicamente él puede decir: 'Esto es mi cuerpo'". "Hay otras palabras que sólo él puede pronunciar: 'Yo te absuelvo de tus pecados'. Porque el perdón sacramental está al servicio de una celebración eucarística digna. En estos dos sacramentos está el corazón de su identidad exclusiva", destacó el Pontífice, quien en el punto 89, explicó que "los laicos podrán anunciar la Palabra, enseñar, organizar sus comunidades, celebrar algunos sacramentos, buscar distintos cauces para la piedad popular y desarrollar la multitud de dones que el Espíritu derrama en ellos". Pidió a los obispos, en especial a los de Hispanoamérica, no sólo "promover la oración por las vocaciones sacerdotales, sino también a ser más generosos, orientando a los que muestran vocación misionera para que opten por la Amazonía".

Fuente: ACI Prensa.

Descargas

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.