ES LA SEGUNDA MUJER MÁS ANCIANA DEL MUNDO.

La monja francesa más longeva del mundo cumple 116 años

La religiosa de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, Sor André, cumplió 116 años, el martes 11 de febrero, y lo celebró junto a algunos niños y sus seres queridos, en la casa de retiro Sainte-Catherine-Labouré, en la ciudad de Toulon. Nació en 1904, y vivió la dos guerras mundiales, como también el pontificado 10 papas. "Mi felicidad diaria es poder seguir rezando", precisó la hermana André, que antes de ser religiosa se llamaba Lucile Randon. 

Vatican News.

La religiosa de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, Sor André, cumplió 116 años, el martes 11 de febrero pasado, y lo celebró junto a algunos niños y sus seres queridos, en la casa de retiro Sainte-Catherine-Labouré, en la ciudad francesa de Toulon, a la que se mudó en 2009, cuando tenía 105 años. 

André, que antes de ser religiosa se llamaba Lucile Randon, es la persona más anciana de Europa y la segunda persona más longeva del mundo, que sólo es superada por la japonesa Tane Tanaka de 117. Nació en 1904, y vivió la dos guerras mundiales. Además, presenció el pontificado de Pío X, Benedicto XV, Pío XI, Pío XII, Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II, Benedicto XVI y actualmente Francisco, es decir el de 10 papas. Se convirtió al catolicismo con 19 años e ingresó en las Hijas de la Caridad con 40 años, donde lleva casi 76 años. 

La hermana trabajó durante 28 años en el hospital de Vichy donde cuidó a ancianos y huérfanos. "Mi felicidad diaria es poder seguir rezando", precisó André, tras considerar que el secreto de su longevidad reside en que "cada día toma un poco de chocolate". La monja, que quedó ciega y ahora necesita silla de ruedas, pidió oraciones por ella. Según el diario Var-Martin, la religiosa con un poco de humor dijo "que el buen Dios no sea demasiado lento para hacerme esperar". 

Fuente: ACI Prensa.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.