EL PAÍS ESTÁ EN ESTADO DE GUERRA DESDE 2011.

Vicario apostólico en Libia sostiene que para detener "la oleada de refugiados, los problemas tendrían que solucionarse" en el lugar de origen

El vicario apostólico de Trípoli, George Bugeja, indicó que en Libia, donde los cristianos son minoría, la Iglesia hace todo lo posible "para ayudar a la gente". "Los sacerdotes y el personal de la Iglesia Católica han permanecido en el país durante todo el conflicto, incluso cuando todas las demás Iglesias y las embajadas europeas abandonaron Libia", aseguró.

Times of Malta.

12.02.2020  |  Migración  |  Jennifer Almendras.

El vicario apostólico de la Diócesis de Trípoli, George Bugeja, afirmó que para detener "la oleada de refugiados, los problemas tendrían que solucionarse" en el país de origen, al hablar de la actual situación de Libia, que desde la llamada 'Primavera Árabe' de 2011 se encuentra en estado de guerra, en una entrevista con Tobias Lehner de la Fundación pontificia internacional 'Ayuda a la Iglesia Necesitada' (ACN). Consideró que "la causa principal del problema de los refugiados no es Libia" y que el país es "un trampolín hacia Europa". 

Sostuvo que "las personas procedentes del África subsahariana huyen de los problemas que encuentran en sus propios países y buscan un futuro mejor para ellos y sus familias". "Para poner coto -límite- a la oleada de refugiados, los problemas tendrían que solucionarse allí", precisó el vicario, al ser consultado sobre la posibilidad de frenar a los refugiados que se dirigen a Europa. Además, indicó que en Libia, donde los cristianos son minoría, la Iglesia hace todo lo posible "para ayudar a la gente". Explicó que "los sacerdotes y el personal de la Iglesia Católica han permanecido en el país durante todo el conflicto, incluso cuando todas las demás Iglesias y las embajadas europeas abandonaron Libia". 

"Nuestra presencia fue y sigue siendo un signo de aliento para todos los que vienen a la iglesia. Además, tenemos un pequeño centro en Trípoli donde proporcionamos atención primaria de salud y ayuda humanitaria", destacó Bugeja. También habló de la conferencia de los obispos de la Cuenca del Mediterráneo, a la que asistirá Francisco a fines de febrero. "No creo que los obispos sean quienes tienen que encontrar soluciones. Espero que hablemos y podamos presentar nuestras situaciones especiales que vive cada obispo en su diócesis, que aprendamos los unos de los otros y que nos apoyemos mutuamente", aseguró. 

Fuente: Ayuda a la Iglesia Necesitada.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.