TRAS VIAJE AL VATICANO DE ALBERTO FERNÁNDEZ, QUE INSISTE CON ABORTO.

Arzobispo Aguer: "Es preciso resistir a esta nueva intentona abortista del Estado, que de concretarse acarreará desgracias mayores"

El arzobispo emérito de La Plata, Héctor Aguer, afirmó que "nuestros políticos son moralmente relativistas, y deben pensar que el Papa también lo es", en una nota publicada en InfoCatólica. Recordó que el presidente Alberto Fernández indicó que "el tema del aborto no se trataría en la conversación" en Roma. "No tenemos posibilidad de saberlo, pero ¿no podemos pensar que al Papa le causaría una enorme pena que su país de origen se sume a los que ya incluyeron en sus legislaciones la permisión de matar impunemente a los niños por nacer? ¿Y que, por tanto, le haya recordado a Fernández –que para la ocasión se identificó como católico– que incurriría en una gravísima responsabilidad ante Dios al propiciar esa medida?", consideró. 

04.02.2020  |  Argentina

El arzobispo emérito de La Plata, Héctor Aguer, afirmó que "es preciso resistir a esta nueva intentona abortista del Estado, que de concretarse acarreará desgracias mayores de las que está sufriendo la sociedad argentina" y que "sería un paso más hacia el abismo de la degradación de la comunidad nacional, el triunfo del materialismo y el individualismo egoísta que privaría a nuestro pueblo de el futuro digno que merece", en una nota publicada en InfoCatólica titulada 'el actual gobierno argentino y el aborto', en la que reflexionó sobre el mandatario Alberto Fernández que promueve el aborto, quien recientemente tuvo una audiencia con Francisco, y tuvo que reconocer que en el Vaticano le hablaron de la defensa de la vida humana.

Precisó que "Alberto Fernández es un conocido partidario de la legalización del aborto". "Escribo legalización porque –aun sin ser jurista– considero que despenalizar esa conducta implica convertirla en un arbitrio permitido por la ley y que puede practicarse libremente. Una de las primeras medidas del actual gobierno fue reflotar el proyecto que hace dos años fue rechazado por el Senado de la Nación. Se introdujo una sorprendente modificación: como Fernández tenía programado visitar al Pontífice se añadió que el Estado acompañará a la mujer embarazada que decida tener a su bebé. Una mano de cal, y otra de arena. Nuestros políticos son moralmente relativistas, y deben pensar que el Papa también lo es", lamentó el prelado, quien recordó que Fernández indicó que "el tema del aborto no se trataría en la conversación".

Aguer consideró que "no tenemos posibilidad de saberlo, pero ¿no podemos pensar que al Papa le causaría una enorme pena que su país de origen se sume a los que ya han incluido en sus legislaciones la permisión de matar impunemente a los niños por nacer?". "¿Y que, por tanto, le haya recordado a Fernández –que para la ocasión se ha identificado como católico– que incurriría en una gravísima responsabilidad ante Dios al propiciar esa medida?. Dicen que se trató del tema en la Secretaría de Estado. ¿Tendrá algún efecto?. Porque no es lo mismo. Llamó la atención que el presidente se declarase hijo de la Iglesia, que asistiera a Misa con su pareja, y que recibiera la Sagrada Comunión, de manos de un arzobispo argentino. ¡Es increíble, pero entre compatriotas del mismo palo todo resulta finalmente posible!. Un escándalo más, entre tantos otros", indicó. 

Fuente: InfoCatólica.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.