ADVIERTEN DE UNA NUEVA FORMA DE PERSECUCIÓN.

Denuncian que se utilizan tecnologías como el reconocimiento facial para reportar y controlar a los cristianos

La organización 'Open Doors' denunció en su informe 'Lista de Vigilancia Mundial 2020' que "en China, donde hay un estimado de 97.000.000 de cristianos, la persecución contra ello tomó un giro tecnológico". El informe afirmó que en una localidad china ya tienen reportes de penalizaciones incorporadas al sistema para personas señaladas de "difundir ilegalmente el cristianismo". "Es algo por lo que algunos cristianos en China pasan constantemente: la realidad de que el gobierno los vigila, asegurándose de que no se salgan de la línea. Asegurándose de que Jesús nunca entre en conflicto con los deseos del estado", aseveró. 

YouTube Puertas Abiertas.

La organización 'Open Doors' (Puertas Abiertas), dedicada a la defensa de la libertad religiosa en el mundo, denunció una nueva forma de persecución como lo es el uso de tecnologías como el reconocimiento facial para reportar y controlar a los cristianos, en su informe 'Lista de Vigilancia Mundial 2020'. Indicó que esta nuevo tipo de represión podría extenderse a India, donde hubo 447 incidentes verificados de violencia y crímenes de odio contra cristianos, que planea introducirlo. 

La entidad explicó que "en China, donde hay un estimado de 97.000.000 de cristianos, la persecución contra ello tomó un giro tecnológico". Precisó que en el país asiático hay 415.000.000 de cámaras de vigilancia y se implementó leyes que requieren el escaneo facial para actividades como la compra de teléfonos. "China también está desarrollando un Sistema de Crédito Social (SCS) a través del cual las autoridades planean recompensar a los 'buenos' ciudadanos y castigar a los 'malos'", explicó. El informe afirmó que en una localidad china ya tienen reportes de penalizaciones incorporadas al sistema para personas señaladas de "difundir ilegalmente el cristianismo". 

"Es fácil ver cómo la tecnología de vigilancia podría usarse en conjunto con el SCS para hacer todos los días la vida es muy difícil para cualquiera que el gobierno chino considere insuficientemente 'chino', incluidos los cristianos", aseguró. "Cuando visité Beijing, descubrí que estaba constantemente bajo los ojos fríos de las cámaras de CCTV. No podía estar seguro de que mi habitación de hotel no estuviera interceptada", expresó el CEO de Open Doors USA. "Es algo por lo que algunos cristianos en China pasan constantemente: la realidad de que el gobierno los vigila, asegurándose de que no se salgan de la línea. Asegurándose de que Jesús nunca entre en conflicto con los deseos del estado", aseveró. 

Fuente: Gaudium Press.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.