OCURRIÓ 2 DÍAS DESPUÉS DE NAVIDAD Y AÚN PERMENECEN EN LA CÁRCEL.

Arrestan a un cristiano y a su amigo musulmán, tras ser acusados por extremistas islámicos de supuesta blasfemia en Pakistán

El cristiano Shahbaz Masih, de 40 años, y su amigo musulmán Muhammad Ishaq, de 39, fueron arrestados luego de ser acusados de blasfemia por extremistas islámicos en Faisalabad. Los islamistas Shahzaib y Ahmad, por el rencor que tienen hacia Masih por profesar el cristianismo, acusaron a ambos de quemar páginas del Corán. Las familias de Masih y Ishaq, considerado "reo" por ser amigo de un cristiano, debieron huir y se encuentran ocultas en una localidad desconocida. 

Protesta contra la absolución de la cristiana Asia Bibi, acusada de supuesta blasfemia. EFE.

15.01.2020  |  Pakistán  |  Jennifer Almendras.

El cristiano Shahbaz Masih, de 40 años, y su amigo musulmán Muhammad Ishaq, de 39, fueron arrestados tras ser acusados de blasfemia por extremistas islámicos en Faisalabad, el 27 de diciembre pasado, dos días después de la Navidad, y todavía permanecen en la cárcel. Los islamistas Shahzaib y Ahmad, por el rencor que tienen hacia Masih por profesar el cristianismo, acusaron a ambos de quemar páginas del Corán. El caso, que data de fines del 2019, no tuvo la cobertura de los medios.

Las familias de Masih y Ishaq, considerado "reo" por ser amigo de un cristiano, debieron huir y se encuentran ocultas en una localidad desconocida, después que islamistas amenazaron con quemar sus respectivas casas. El presidente de la 'Human Rights Focus Pakistan', Naveed Walter, que se encuentra a cargo de la defensa de los hombres, indicó que continuarán "brindando a ambos asistencia legal, apoyo moral y ayudándolos de distintas maneras". "Pedimos la abolición de las leyes sobre blasfemia y de las prácticas. Exigimos que se modifique el procesamiento de estas 2 víctimas inocentes. Los querellantes no fueron sometidos a ningún procedimiento tras haber difundido acusaciones falsas, cuyo único móvil fue el resentimiento personal y los intereses de parte", precisó.

Shahbaz, un cristiano conocido en la zona, fue rodeado por Shahzaib y Ahmad cuando se encontraba en el mercado. Ellos lo arrastraron hasta un lugar donde los niños revisan la basura y lo golpearon. Al escuchar los gritos, su amigo Ishaq fue a ayudarlo. Los agresores acusaron a ambos de blasfemia, y de quemar páginas del Corán. Durante la pelea, la mezquita cercana convocó a los islámicos, invitándolos a matar a los dos hombres. Posteriormente, llegó la policía y se llevó a los dos amigos a la comisaría. Los policías cedieron a las presiones de los extremistas y registraron la denuncia. 

Fuente: Asia News.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.