PRECISARON QUE NO PUEDEN CALLAR.

Benedicto XVI y cardenal Sarah: "Es urgente y necesario que todos, obispos, sacerdotes y laicos, recuperen una mirada de fe sobre el celibato sacerdotal que protege su misterio"

El Papa emérito Benedicto XVI y el cardenal Robert Sarah indicaron que se encontraron "en estos últimos meses, cuando en el mundo resonaba el alboroto creado por un extraño sínodo de los medios que eclipsaba al sínodo real". "Intercambiamos ideas y preocupaciones. Rezamos y meditamos en silencio. La similitud de nuestras inquietudes y la convergencia de nuestras conclusiones nos decidieron a poner el fruto de nuestro trabajo y de nuestra amistad espiritual a disposición de todos los fieles, a imagen de san Agustín", aseguraron en uno de los fragmentos del libro de autoría de ambos 'Desde lo más profundo de nuestros corazones', que anticipó el diario Le Figaro. 

13.01.2020  |  Sacerdotes  |  Jennifer Almendras.

Benedicto XVI y el cardenal Robert Sarah, también prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, afirmaron que "es urgente y necesario que todos, obispos, sacerdotes y laicos, recuperen una mirada de fe sobre la Iglesia y sobre el celibato sacerdotal que protege su misterio", tras precisar que se encontraron "en estos últimos meses, cuando en el mundo resonaba el alboroto creado por un extraño sínodo de los medios que eclipsaba al sínodo real", en uno de los fragmentos del libro de autoría de ambos 'Desde lo más profundo de nuestros corazones', que difundió el diario 'Le Figaro', el domingo 12 de enero, y que será publicado el miércoles 15 de enero, por la editorial Fayard. 

Explicaron que intercambiaron "ideas y preocupaciones". "Rezamos y meditamos en silencio. Nuestros encuentros nos confortaron y tranquilizaron mutuamente. Nuestras reflexiones, conducidas por diferentes vías, nos llevaron a intercambiar unas cartas. La similitud de nuestras inquietudes y la convergencia de nuestras conclusiones nos decidieron a poner el fruto de nuestro trabajo y de nuestra amistad espiritual a disposición de todos los fieles, a imagen de san Agustín. En efecto, al igual que él, nosotros podemos afirmar: Silere non possum! -¡No puedo callar!-", precisaron, según publicó 'Religión en Libertad'. "De la celebración cotidiana de la Eucaristía, que implica un estado permanente de servicio a Dios, surge espontáneamente la imposibilidad de un vínculo conyugal", afirmó el Papa emérito, indicó 'ACI Prensa'. 

"Sin la renuncia a los bienes materiales, no puede existir un sacerdocio. El celibato tiene una gran importancia al abandonar un posible dominio terrenal y un círculo de vida familiar; el celibato incluso se vuelve verdaderamente esencial para que nuestro acercamiento a Dios pueda seguir siendo el fundamento de nuestra vida y pueda expresarse concretamente", explicó. En una entrevista, Sarah precisó ese libro "es un grito, es un grito de amor a la Iglesia, al Papa, a los sacerdotes y a todos los cristianos". "Queremos que este libro se lea lo más ampliamente posible. La crisis que atraviesa la Iglesia es asombrosa. Benedicto XVI no rompe su silencio, sino que ofrece su fruto. Lo que escribió en este libro no es teología barata, una teología para encandilar a los medios, sino una lectura contemplativa de las Escrituras", ratificó. 

Fuente: Agencias.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.