EN SU PRIMERA CARTA PASTORAL DE 2020.

Cardenal Cañizares: "Ni la renovación y fortalecimiento de la Iglesia, ni la renovación y edificación de nuestra España serán posibles si no oramos"

El arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, aseguró que la construcción del futuro de la sociedad española depende de la fe de sus habitantes y de su súplica a Dios para frenar las tendencias secularizantes que amenazan la fe y la unidad del país ibérico. Cañizares reiteró que "es tiempo de oración" y que "todos necesitamos volver al Señor, encontrarnos con Él, escucharle, tratar con Él, conocerle más y mejor, vivir la experiencia de su amor y de su cercanía, gozar de su gracia; no cesemos de orar". 

07.01.2020  |  España  |  Jennifer Almendras.

El cardenal y arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, exhortó a rezar urgentemente por el país ibérico, tras sostener que "ni la renovación y fortalecimiento de la Iglesia, ni la renovación y edificación de nuestra España serán posibles si no oramos" y afirmar que la construcción del futuro de la sociedad española depende de la fe de sus habitantes y de su súplica a Dios para frenar las tendencias secularizantes que amenazan la fe y la unidad del país, en su primera carta pastoral del 2020.

"Estamos en los comienzos de un nuevo año y nos encontramos en España con una situación crítica, de verdadera emergencia de cara a su futuro. Muchísimo va a depender de lo que suceda estos días. Lo que digo no es ni retórica ni dramatismo estéril. Es así y no hay que darle vuelta, hora crucial y de emergencia", aseguró. "Confesamos que sin Dios nada podemos hacer, que todas nuestras empresas nos las realiza Él y que nada verdaderamente digno podríamos llevar a cabo si no contamos con su amor y su gracia. Pedimos que todo comience en Él como en su fuente y que todo conduzca a Él como a su fin", precisó el prelado. 

Cañizares reiteró que "es tiempo de oración" y que "todos necesitamos volver al Señor, encontrarnos con Él, escucharle, tratar con Él, conocerle más y mejor, vivir la experiencia de su amor y de su cercanía, gozar de su gracia; no cesemos de orar". "Por eso pido encarecidamente y me pongo de rodillas ante todos, que a partir de hoy, y en los días sucesivos mientras no se aclare el futuro incierto que vivimos ahora en España, que en todas las iglesias se ore por España, que se eleven oraciones especiales por España, que en todas las Misas se ore por España, en los conventos de vida contemplativa se ore intensamente por España. La situación urge y apremia", afirmó. 

Fuente: Gaudium Press.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.