EN MEDIO DE LA PERSECUCIÓN QUE PADECEN DEL GOBIERNO COMUNISTA.

Sacerdote de China: "En numerosos lugares los fieles llevan varios años sin Misa de Navidad"

Un sacerdote católico de la iglesia subterránea en el noroeste del país explicó que no tienen "iglesia ni decoraciones" y que la "Eucaristía dominical normalmente se celebra en una casa de los fieles y la Navidad no es una excepción", dado que "como el clima de afuera es muy tenso, por motivos de seguridad, se corren las cortinas de las ventanas, rezamos en voz baja". "Queremos aceptar este sufrimiento por el Señor y por la fidelidad a Su Iglesia, Hace 2.000 años, ¿acaso el Salvador no nació en circunstancias similares? Esperamos poder celebrar la Santa Navidad en paz. Esperamos que nuestra Iglesia pronto pueda gozar de la libertad religiosa", reflexionó el presbítero. 

24.12.2019  |  China  |  Jennifer Almendras.

Un sacerdote católico de la "iglesia subterránea", fieles al Vaticano, en el noroeste de China explicó que "las celebraciones navideñas no están permitidas incluso en lugares remotos" y que "debido a esto, en muchos lugares, los fieles llevan años sin Misa de Navidad", al explicar las particulares condiciones de la celebración de la Navidad, en medio de la persecución de las autoridades comunistas. También, la comunidad oficial sufre todos los controles del gobierno de Xi Jinping, dado que el gobierno manda a sus funcionarios a las misas, en la que está prohibida la presencia de los menores de los 18 años. 

"No tenemos iglesia ni decoraciones. Nuestra Eucaristía dominical normalmente se celebra en una casa de los fieles y la Navidad no es una excepción. Se alista una mesa, se la cubre con un mantel blanco, y se prepara todo lo necesario para la Misa. Cerca de 100 fieles se agolpan en la alcoba y en la habitación contigua para participar de la Eucaristía. Como el clima de afuera es muy tenso, por motivos de seguridad, se corren las cortinas de las ventanas, rezamos en voz baja", indicó, al precisar que "durante la Misa, el sacerdote y los fieles no cantan ninguna parte de la liturgia; solo la recitan" y que "para crear una atmósfera navideña, la familia anfitriona prepara el pesebre. 

Afirmó que así es la celebración de la iglesia clandestina, quienes están "satisfechos y agradecidos", puesto que todavía tienen la posibilidad de celebrarla juntos. "En otras parroquias de nuestra diócesis, en los últimos años, a los sacerdotes se les prohibió celebrar la Navidad; varios lugares de culto fueron clausurados", lamentó el presbítero. "Queremos aceptar este sufrimiento por el Señor y por la fidelidad a Su Iglesia, Hace 2.000 años, ¿acaso el Salvador no nació en circunstancias similares? Esperamos poder celebrar la Santa Navidad en paz. Esperamos que nuestra Iglesia pronto pueda gozar de la libertad religiosa. Señor Jesús, ¡ven pronto!", exhortó. 

Fuente: Asia News.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.