SUS PADRES DENUNCIARON QUE NO SABEN "SI ELLA SIGUE CON VIDA".

Una joven cristiana de 14 años es raptada, convertida por la fuerza al islam y obligada a casarse con un musulmán en Pakistán

La joven cristiana Huma Younus fue raptada de su casa en Karachi por tres hombres, luego convertida por la fuerza al islam y entregada por esposa a un musulmán, el 10 de octubre, pero su caso se conoció en los últimos días. El director de la Comisión Nacional Justicia y Paz, Saleh Diego, aseguró que brindan respaldo a la familia de Huma durante el proceso judicial. Además, solicitó al gobierno y al tribunal "prevenir acciones de este tipo y asegurar que los responsables sean llevados ante la justicia, a la mayor brevedad".  

04.12.2019  |  Pakistán  |  Jennifer Almendras.

La joven cristiana Huma Younus, de 14 años, fue raptada en Zia Colony, Karachi, por tres hombres que esperaron a que los padres se ausentaran de casa, luego convertida por la fuerza al islam y entregada por esposa a un hombre musulmán, el 10 de octubre pasado, pero su caso se conoció en los últimos días. La familia de Huma, que intenta rescatar a su hija sana y salva, y cuestiona la veracidad del acta de conversión presentado por los raptores, interpuso un recurso de apelación ante la Corte de Justicia de Sindh. El fenómeno de los raptos de jóvenes de minorías religiosas forzadas a convertirse al islam y a casarse con musulmanes muy mayores son frecuentes en Pakistán. 

La madre de la joven, Nagina aseveró que al comienzo la Policía se negó a registrar la denuncia. Días después, la familia recibió documentos de la conversión de Huma -que supuestamente se convirtió el mismo día de su rapto- y de su matrimonio con el musulmán Abdul Jabar. "No es posible. La localidad -a donde fue llevada- Dera Gazi Khan, se encuentra a 600 kilómetros de Karachi. Es demasiado lejos y se requieren varias horas de viaje para llegar allí. Para nosotros, los documentos son falsos. Queremos que intervenga el tribunal", pidió Nagina, quien junto a su esposo precisaron que Huma debía presentarse a declarar frente al juez el 11 de noviembre pasado y no asistió.

"Ni siquiera sabemos si ella sigue con vida", lamentaron los padres. El director de la Comisión Nacional Justicia y Paz (NCJP), Saleh Diego, condenó el secuestro de Huma y aseguró que brindan pleno respaldo a la familia de la víctima durante el proceso judicial. Además, solicitó al gobierno y al tribunal "prevenir acciones de este tipo y asegurar que los responsables sean llevados ante la justicia, a la mayor brevedad". El lunes 2 de diciembre, los miembros de la NCJP, junto a organizaciones civiles y de la comunidad cristiana, realizaron una protesta pacífica frente al club de prensa de Karachi para pedir al gobierno que intervenga en este caso. 

Fuente: Asia News.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.