UN DÍA DESPUÉS DE LA PROFANACIÓN.

Fieles de Chile se reúnen para limpiar y ordenar la histórica parroquia que fue atacada por encapuchados

Decenas de fieles ordenaron la parroquia de La Asunción en Santiago de Chile, el sábado 9 de noviembre, que fue saqueada y profanada por encapuchados durante las protestas contra el gobierno de Sebastián Piñera. El párroco local, Pedro Narbona, agradeció el apoyo de los que estuvieron pendientes durante el ataque y también de la solidaridad generada. "Se despertó una corriente de vida solidaria, de preocupación, de oración, de venir hoy día, de traer materiales y dejar horas de hacer sus cosas personales para ayudarnos a sacar todo lo sucio", destacó. 

Iván Peralta.

12.11.2019  |  Chile  |  Jennifer Almendras.

Decenas de fieles limpiaron y ordenaron la histórica parroquia de La Asunción en Santiago de Chile, el sábado 9 de noviembre, que fue saqueada y profanada por encapuchados durante las protestas contra el gobierno de Sebastián Piñera. Los agresores ingresaron al templo, construido en 1876, para robar bancos, un confesionario e imágenes religiosas y con esos armaron barricadas, además de dejar grafitis ofensivos en muros, pilares y el altar. Otros templos atacados, durante las protestas, fueron la catedral de Valparaíso y la parroquia Santa Teresa de Los Andes en Punta Arenas. 

Los jóvenes y adultos fueron a la iglesia al día siguiente para limpiar y juntar algunos trozos de las imágenes destruidas, levantar los vidrios rotos, entre otras. El párroco local, Pedro Narbona, agradeció el apoyo de los que estuvieron pendientes durante el ataque y también de la solidaridad generada. "Se despertó una corriente de vida solidaria, de preocupación, de oración, de venir hoy día, de traer materiales y dejar horas de hacer sus cosas personales para ayudarnos a sacar todo lo sucio", destacó el presbítero.

Narbona precisó, junto con su dolor por el hecho, que la Iglesia "se construye con piedras vivas, que son quienes vinieron a ayudar". "Aunque quede un solo cristiano católico apostólico romano que viva coherentemente su fe y su amor a Jesucristo, va a existir la Iglesia Católica, porque la Iglesia es más que las tablas", indicó. El domingo 10 de noviembre, Narbona junto al vicario de la Zona Centro, Francisco Llanca; el obispo auxiliar de Santiago, Cristián Roncagliolo; y decenas de fieles se reunieron en el templo para realizar una liturgia de reparación. 

Fuente: ACI Prensa.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.