QUE ESTUVIERON EN EL SÍNODO DE LA AMAZONÍA.

Joven laico de Austria revela que él arrojó las polémicas imágenes al río Tíber

El laico de Austria Alexander Tschugguel reveló que fue uno de los hombres que sustrajeron al menos 5 tallas de madera de la polémica imagen de una mujer embarazada desnuda de la Iglesia Santa María en Traspontina, y las lanzaron al río Tíber. "Llegué a la conclusión junto con un amigo que debíamos ir a Roma. Debíamos sacar las estatuas de la iglesia. No pertenecen a la Iglesia Católica", afirmó Tschugguel, según 'ACI Prensa'.

YouTube Michael Del Bufalo.

06.11.2019  |  Sínodos  |  Jennifer Almendras.

El laico de Austria Alexander Tschugguel reveló que fue uno de los dos hombres que sustrajeron al menos 5 tallas de madera de la polémica imagen de una mujer embarazada desnuda -que acompañó diversos eventos del Sínodo de la Amazonía- de la Iglesia Santa María en Traspontina, y las lanzaron al río Tíber, el lunes 4 de noviembre, a través video de más de 5 minutos titulado 'Por qué tiramos los ídolos Pachamama al río Tíber', en el mismo canal de YouTube donde difundió el momento en el que realizaron el hecho, en octubre pasado. Precisó que él llevaba tiempo que seguía de cerca lo que ocurría en torno al Sínodo. 

"Llegué a la conclusión junto con un amigo que debíamos ir a Roma. Debíamos sacar las estatuas de la iglesia. No pertenecen a la Iglesia Católica", afirmó, según 'ACI Prensa'. Indicó que visitó en diversas ocasiones la iglesia de Santa María en Trasportina, en la cual había dos capillas dispuestas para los participantes y voluntarios del sínodo, y que vio los símbolos de la cultura amazónica, entre los que se encontraban las estatuas -a las que Francisco se refirió como 'pachamamas'-. "Los voluntarios nos explicaron que eran un símbolo de la fertilidad, de la 'madre tierra' y de la ecología integral", aseguró, según 'InfoCatólica'. Afirmó que preguntó si la gente en la Amazonía era bautizada por misioneros y le respondieron que normalmente no lo hacían porque no formaba parte de su cultura. "Me enfadé mucho", aseveró. 

Tschugguel relató que regresó a Austria y tras hablarlo con algunos amigos vieron que debía volver a Roma a sacar las estatuas del templo por no ser parte de la Iglesia. El 21 de octubre llegaron a las 6.30 de la mañana al templo que se encuentra a pocas cuadras del Vaticano, y antes del hecho rezaron un Rosario. El joven contó que tras recibir el apoyo de multitud de personas y que mucha gente haya rezado por él, decidió hacer pública su identidad para que nadie piense que fue una acción cobarde. Aseguró antes no quisieron dar la cara porque preferían que la verdadera protagonista de los debates y discusiones fuera la acción y no quién la había realizado. "Ahora, dos semanas después, una semana después de finalizar el sínodo, estamos preparados para mostrarles que hay algunos seglares que nos ponemos en pie, que no aceptamos que cosas como esas ocurran en la Iglesia Católica", consideró. 

Subtítulos en español 

Fuente: Agencias.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.