FRANCISCO ACEPTÓ SU RENUNCIA, TRAS CUMPLIR 75 AÑOS.

Arzobispo Radrizzani: "Los encomiendo a todos al Señor para que Él complete lo que no he podido hacer"

El arzobispo emérito de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, afirmó que en estos años tuvo momentos de "alegría viendo cómo Dios actúa en su Iglesia y como los fieles han sabido servir al Reino de Dios para que se dilate en el mundo actual, tan lleno de dificultades y contradicciones". "También momentos de dolor por no saber afrontar los inconvenientes y obstáculos que se han presentado en las comunidades y en las personas. Encomiendo el pastoreo del querido monseñor Jorge Eduardo a la valiosa intercesión de la Santísima Virgen, en sus advocaciones de la Merced, patrona de la arquidiócesis y de Luján, patrona de nuestra querida Patria", sostuvo Radrizzani.   

07.10.2019  |  Obispos  |  Jennifer Almendras.

El arzobispo emérito de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, indicó que tuvo "en estos años momentos de alegría y de dolor" y que encomienda a todos "al Señor para que Él complete lo que" no pudo hacer, en una carta a los fieles y a la comunidad, el viernes 4 de octubre, después que Francisco aceptó la renuncia que presentó al cumplir 75 años, según establece el Código de Derecho Canónico, y nombró en el cargo al entonces obispo auxiliar de la misma jurisdicción, Jorge Eduardo Scheinig, de 60 años. 

Radrizzani agradeció "ante todo a Dios y a la Iglesia la confianza" al darle "el don del episcopado" y a los que "lo han acompañado, comprendido y superado con generosidad". "Como ustedes, también yo he tenido en estos años momentos de alegría y de dolor. De alegría viendo cómo Dios actúa en su Iglesia y como los fieles han sabido servir al Reino de Dios para que se dilate en el mundo actual, tan lleno de dificultades y contradicciones. También momentos de dolor por no saber afrontar los inconvenientes y obstáculos que se han presentado en las comunidades y en las personas. Los encomiendo a todos al Señor para que Él complete lo que yo no he podido hacer", sostuvo. 

"Pido al Señor que bendiga la entrega desinteresada de todos, laicos, seminaristas, religiosos, religiosas, diáconos y presbíteros, para que Dios sea todo en todos y así se realice el proyecto del Padre para esta muy querida Iglesia de Mercedes-Luján. Les pido perdón por no haberlos acompañado como hubieran esperado. Encomiendo el pastoreo del querido monseñor Jorge Eduardo a la valiosa intercesión de la Santísima Virgen, en sus advocaciones de la Merced, patrona de la arquidiócesis y de Luján, patrona de nuestra querida Patria", indicó el prelado. 

Fuente: Noticias Mercedinas.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.