CUANDO EL PADRE DE LA JOVEN Y SU HERMANO NO ESTABAN EN CASA.

Un musulmán en Pakistán rapta a una cristiana de 14 años, la convierte al islam por la fuerza y la obliga a casarse con él

El musulmán Muhammad Ramiz raptó junto a 4 cómplices a Samra Bibi en su casa en Rasulpura, cerca de Faisalabad, a quien convirtió por la fuerza al islam y la obligó a casarse con él. "Las jóvenes de las minorías son un objetivo fácil para los secuestros, las conversiones y los matrimonios forzados. Son débiles víctimas de chantaje, violación y homicidio. Samra tiene 14 años y no posee la edad legal para casarse. La Policía escribió a propósito en verbal que la joven tiene entre 14 y 16 años", denunció Naveed Walter, presidente de Human Rights Focus Pakistan, que inició un procedimiento legal. 

25.09.2019  |  Pakistán  |  Jennifer Almendras.

El musulmán Muhammad Ramiz raptó junto a 4 cómplices a Samra Bibi, una cristiana pakistaní de 14 años, a quien convirtió por la fuerza al islam y la obligó a casarse con él, cuando el padre de la joven, Munir Masih, y el hermano no estaban en su casa en Rasulpura, cerca de Faisalabad, por motivos de trabajo, el lunes 16 de septiembre. El hermano fue quien vio cuando ella era capturada desde la habitación y obligada a salir a un automóvil con los secuestradores, pero no logró detenerlos. 

El padre de Samra precisó que "desde hace tiempo Muhammad Ramiz había puesto los ojos sobre las jóvenes cristianas y les hacía burlas". "Cuando ellas lo criticaban, él las insultaba. Aprovechó de un momento en el cual no estaban en casa los parientes para raptar con la fuerza a nuestra joven. Pasaron casi 10 días y ningún culpable fue arrestado", denunció Munir, quien fue a la estación de policía, pero los agentes rechazaron registrar la denuncia por 2 días. Luego, lograron detener al cómplice Muhammad Ashfaq, liberado una hora después por el pago de una coima y  las presiones recibidas. 

La familia de la joven contactó a la asociación Human Rights Focus Pakistan (HRFP) que habló con los agentes e iniciaron un procedimiento legal para dar asistencia. "Las jóvenes de las minorías son un objetivo fácil para los secuestros, las conversiones y los matrimonios forzados. Son débiles víctimas de chantaje, violación y homicidio. Samra tiene 14 años y por lo tanto no posee la edad legal para casarse. La Policía escribió a propósito en verbal que la joven tiene entre 14 y 16 años. Discutiremos también sobre este aspecto durante el proceso", sostuvo Naveed Walter, presidente de HRFP. 

Fuente: Asia News.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.