HUBO UNA "REDUCCIÓN DRÁSTICA DE LA TEOLOGÍA MORAL".

Vicepresidente del Instituto Juan Pablo II advierte que nuevos estatutos y cambios allí son "un peligro para mantener la herencia" del santo polaco

El vicepresidente del 'Instituto Juan Pablo II', José Granados, precisó que ve "no sólo en los estatutos, sino sobre todo en los cambios de profesorado -y especialmente en los retiros de Livio Melina y José Noriega- un peligro para mantener la herencia de San Juan Pablo II". Granados lamentó la supresión de la cátedra de moral fundamental que ocupaba Melina, una cátedra de 38 años que también enseñó el cardenal Carlo Caffarra y "que es esencial para la labor del Instituto, si tenemos en cuenta que Wojtyla era moralista y que se la confió al primer presidente del Instituto".

YouTube UniSanDamaso.

05.08.2019  |  Familia  |  Jennifer Almendras.

El sacerdote experto en Teología y vicepresidente del 'Instituto Juan Pablo II', José Granados, aseveró que los nuevos estatutos establecidos y los cambios académicos anunciados para esta institución son "un peligro para mantener la herencia" del santo polaco en torno a los estudios sobre el matrimonio y la familia, en una entrevista, al sumarse a las preocupaciones que más de 240 alumnos y exalumnos que manifestaron en una carta que fue enviada al presidente del Instituto, Pierangelo Sequeri; y al arzobispo y Gran Canciller, Vincenzo Paglia, el jueves 25 de julio pasado. 

Recordó que con el motu proprio Summa familiae cura de 2017, Francisco indicó su deseo de "acoger el Instituto, ampliarlo, promoverlo". Indicó que ahora para nombrar nuevos docentes queda "bajo el influjo directo del Gran Canciller y es casi imposible oponerse a un candidato que promueva". "Veo, no sólo en los estatutos, sino sobre todo en los cambios de profesorado -y especialmente en los retiros de docentes de reconocida calidad académica Livio Melina y José Noriega- un peligro para mantener la herencia de San Juan Pablo II", aseguró. El presbítero aseveró que una de las consecuencias que traen los nuevos estatutos es "la reducción drástica de la Teología Moral".

"En el plan de estudios, la moral del matrimonio tiene ahora solo 3 créditos, la mitad que la mayoría de las demás cátedras. La moral, por tanto, se redujo a la mitad y no sólo eso: se han echado a los profesores que la enseñaban: Melina, Noriega y, para la bioética, Maria Luisa di Pietro", lamentó. Granados se refirió especialmente a la supresión de la cátedra de moral fundamental que ocupaba Melina, una cátedra de 38 años que también enseñó el cardenal Carlo Caffarra y "que es esencial para la labor del Instituto, si tenemos en cuenta que Wojtyla era moralista y que se la confió al primer presidente del Instituto". 

Fuente: ACI Prensa.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.