EN LA CIUDAD AFGANA ENCONTRÓ UNA SITUACIÓN "DEPRIMENTE".

"La misión de la Iglesia en Kabul se manifiesta con una presencia de caridad silenciosa pero eficiente"

El capellán en la embajada italiana y responsable de la 'missio sui iuris' de Afganistán desde 2015, Giuseppe Moretti, indicó que su labor en Kabul "es garantizar la continuidad de la asistencia espiritual a la comunidad internacional de los fieles", al volver al país, llamado por su sucesor el presbítero Giovanni Scalese para sustituirlo en el período de verano. "Nuestra presencia permanece constante. Las hermanas de Madre Teresa reciben en su casa a 14 niñas abandonadas y asisten a 240 familias pobres. Somos pocos, pero todo esto es misión", destacó. 

REUTERS/Mohammad Ismail.

El capellán en la embajada italiana y responsable de la 'missio sui iuris' de Afganistán desde 2015, Giuseppe Moretti, precisó que en Kabul encontró una situación "deprimente", pero al mismo tiempo "continúa la misión de la Iglesia, que se manifiesta con una presencia de caridad silenciosa pero eficiente", al volver al país, llamado por su sucesor el presbítero Giovanni Scalese para sustituirlo en el período de verano.

"Hay tantos muros: por todos lados es un continuo construir muros de protección y defensa, sobre todo en la Zona Verde -el área fortificada de Kabul reservada a los extranjeros-. Respecto al recuerdo que tenía en 2015, la imagen de la ciudad es realmente deprimente. Hay justas disposiciones que prohiben alejarse de la embajada italiana, sólo se puede salir por motivos realmente serios", sostuvo, al precisar que su labor en la capital afgana "es garantizar la continuidad de la asistencia espiritual a la comunidad internacional de los fieles".

Además, el capellán se ocupa de los militares del ejército, de la hermanas de madre Teresa que "vienen a Misa todos los días" y de la religiosas de la asociación 'Pro niños de Kabul' (PBK), formada por religiosas provenientes de todas partes del mundo. "Nuestra presencia permanece constante. Las hermanas de Madre Teresa reciben en su casa a 14 niñas abandonadas y asisten a 240 familias pobres. Las hermanas PKB asisten a cerca de 40 niños discapacitados y con varias formas de discapacidad. Somos pocos, pero todo esto es misión", destacó. 

Fuente: Asia News.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.