DURANTE EL REZO DEL ÁNGELUS.

Francisco reflexiona que "nuestra oración no debe limitarse sólo a nuestras necesidades" sino que tiene que incluir "una dimensión universal"

El Pontífice indicó, al reflexionar que en el Evangelio del día Jesús envía a la misión a 72 discípulos, que "el envío simboliza la misión de la Iglesia de anunciar el Evangelio a todas las naciones". "La misión se basa en la oración, que es itinerante, que exige desprendimiento y pobreza, que lleva paz y curación, signos de la cercanía del Reino de Dios", afirmó.

08.07.2019  |  Francisco  |  Jennifer Almendras.

Francisco exhortó a rezar por todos los pueblos y afirmó que "nuestra oración no debe limitarse sólo a nuestras necesidades", dado que "una oración es verdaderamente cristiana si tiene también una dimensión universal", durante el rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el domingo 7 de julio. 

El obispo de Roma explicó que en el Evangelio del día Jesús envía a la misión a 72 discípulos. "El número 72 indica, probablemente, todas las naciones. El libro del Génesis menciona 72 naciones diferentes. El envío simboliza la misión de la Iglesia de anunciar el Evangelio a todas las naciones. La misión se basa en la oración, que es itinerante, que exige desprendimiento y pobreza, que lleva paz y curación, signos de la cercanía del Reino de Dios", reflexionó.

"La misión de la Iglesia se caracterizará por la alegría. No se trata de una alegría efímera, que dependa del éxito de la misión, al contrario, es una alegría erradicada en la promesa que, dice Jesús, 'vuestros nombres están escritos en el cielo'. Y es la alegría de ese don lo que hace de cada discípulo un misionero, uno que camina en compañía del Señor Jesús, que aprende de Él a entregarse sin reservas por los demás, liberado de sí mismo y de sus pertenencias", precisó el Papa. 

Fuente: ACI Prensa.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.