JUNTO A OTROS SACERDOTES CLANDESTINOS.

Obispo subterráneo de China indica que está dispuesto a enfrentar la persecución del gobierno comunista antes que adherir a la Asociación Patriótica

El obispo auxiliar de Mindong, Vincenzo Guo Xijin, reconocido por la Santa Sede, aseguró que está dispuesto a sufrir la persecución junto a otros sacerdotes no oficiales, antes que adherir a la Asociación Patriótica, órgano oficialista de control de la Iglesia. "El gobierno ya decidió perseguir a los sacerdotes que rechacen firmar el pedido de adhesión a la Asociación Patriótica. Si yo no estoy en grado de protegerlos, no vale la pena que yo sea reconocido como obispo auxiliar. Estoy dispuesto a afrontar la persecución junto a otros sacerdotes", afirmó. 

El obispo auxiliar de Mindong, Vincenzo Guo Xijin, reconocido por la Santa Sede, aseguró que está dispuesto a sufrir la persecución junto a otros sacerdotes no oficiales, antes que adherir a la Asociación Patriótica (AP), órgano oficialista de control de la Iglesia. Anteriormente, Guo aceptó retirarse del cargo y ser retrocido a prelado auxiliar -luego del pedido de Francisco- para que quede en su lugar Vincenzo Zhan Silu como obispo "oficial" de Mindong, tras acuerdo provisorio de la Santa Sede y el gobierno de Xi Jinping.

Guo había firmado un documento con el Frente Unido y la Oficina de Asuntos Religiosos de ese país en el cual aceptaba la obediencia al obispo, a las leyes del país, pero no a la "independencia" ni a la AP, cuyos principios son "irreconciliables con la fe católica", tal como indica la carta de Benedicto XVI a los católicos chinos en 2007. Actualmente, el gobierno no quiere publicar el texto y les hace creer a los sacerdotes subterráneos que ellos están obligados a inscribirse en la AP. 

"El gobierno ya decidió perseguir a los sacerdotes que rechacen firmar el pedido de adhesión a la AP. Si yo no estoy en grado de protegerlos, no vale la pena que yo sea reconocido como obispo auxiliar. Estoy dispuesto a afrontar la persecución junto a otros sacerdotes", afirmó el prelado, en una carta enviada a la Oficina para la Seguridad Pública, a la Oficina Asuntos Religiosos de Fuan y al obispo Zhan Silu. 

Fuente: Asia News.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.