DENUNCIÓ QUE ESTADOS DEL GOLFO FINANCIAN EXTREMISTAS ISLÁMICOS.

"La violencia está aumentando en un intento de expulsar al cristianismo de África occidental y central"

El director de Divulgación de 'Ayuda a la Iglesia Necesitada', Edward Clancy, aseveró que "desde 2012, hubo un aumento en la retórica anticristiana" y que incluso "la retórica se convertió en violencia contra los cristianos" como ocurrió en Burkina Faso. "Algunas veces se acompaña de una demanda de jizya, un impuesto a los no musulmanes, para permitir que los cristianos compren la paz y la capacidad de vivir y permanecer en su fe. Pero con o sin el jizya, el objetivo de estos extremistas es forzar a los cristianos a convertirse o irse", lamentó. 

France 24.

El director de Divulgación de 'Ayuda a la Iglesia Necesitada' (AIN), Edward Clancy, aseveró que "desde 2012, hubo un aumento en la retórica anticristiana" y que incluso "la retórica se convertió en violencia contra los cristianos y ahora la violencia está aumentando en un intento de expulsar al cristianismo de África occidental y central", al denunciar la situación que se da en el caso de Burkina Faso, donde se incrementan los atentados sangrientos contra los templos, los sacerdotes y los fieles. 

"La ideología radical que incluye exigir que los cristianos se conviertan fue difundida por grupos como Ansarul Islam, el Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes y el Estado Islámico en el Gran Sahara. Los Estados del Golfo también contribuyeron a financiar el surgimiento de una forma radical del Islam en Burkina Faso y en otros lugares", aseveró, al indicar que los apoyos provinieron de países árabes como Arabia Saudí, Kuwait, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos (EAU). Denunció que esta situación "vulnera el estado de convivencia pacífica que se había registrado en el país durante generaciones" y precisó que los ataques recientes fueron destinados al clero y los líderes laicos. 

Clancy recordó que "los terroristas atacaron a la iglesia en motocicletas y dispararon contra los edificios llevando a la gente afuera a buscar refugio; luego reunieron a los clérigos y algunos de los fieles y los ejecutaron". Aseguró que pretenden sembrar el terror para intentar forzar a los cristianos a convertirse al Islam o huir de la región. "Algunas veces se acompaña de una demanda de jizya, un impuesto a los no musulmanes, para permitir que los cristianos compren la paz y la capacidad de vivir y permanecer en su fe. Pero con o sin el jizya, el objetivo de estos extremistas es forzar a los cristianos a convertirse o irse", lamentó. 

Fuente: Gaudium Press.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.