DURANTE EL FORO DE LA VIDA DE ROMA.

Cardenal Brandmüller: "Esperamos una recepción renovada, una adopción y una transmisión más profunda de la enseñanza verdaderamente profética de Pablo VI en nuestros días"

El cardenal alemán Walter Brandmüller aseveró que "los practicantes de medicina reproductiva llevan a cabo experimentos que violan sacrilegiosamente la santidad de la vida humana e intervenciones de una monstruosidad casi diabólica, hoy anunciada como avances espectaculares". "Humanae Vitae proporciona un ejemplo extraordinario del funcionamiento del proceso de parodosis, que significa la transmisión de la doctrina de la Iglesia", argumentó. 

Twitter Life Site.

20.05.2019  |  Cardenales  |  Jennifer Almendras.

El cardenal alemán Walter Brandmüller indicó que todos "esperamos una recepción renovada, una adopción y una transmisión más profunda de la enseñanza verdaderamente profética de Pablo VI en nuestros días", al referirse a la encíclica 'Humanae Vitae', en el Foro de la Vida de Roma realizado en la Universidad Pontificia de Santo Tomás de Aquino, el viernes 17 de mayo. Consideró que la "medicina procreativa" influyó el respaldo de la Iglesia de Inglaterra a la anticoncepción en la Conferencia de Lambeth en 1930, con la cual el hombre "se 'sentó' en el trono del Creador", indicó LifeSiteNews

Uno de los firmantes de las dubia aseveró que "los practicantes de medicina reproductiva llevan a cabo experimentos que violan sacrilegiosamente la santidad de la vida humana e intervenciones de una monstruosidad casi diabólica, hoy anunciada como avances espectaculares". "Se debe rendir homenaje a la Encíclica Humanae Vitae publicada en 1968, un documento doctrinal cuya naturaleza profética también ha sido reconocida a lo largo del tiempo por destacados pensadores no católicos. En esta encíclica, Pablo VI cerró temporalmente una serie de afirmaciones doctrinales sobre la anticoncepción, instigadas por Pío XI en Casti Connubii y continuadas por Pío XII y Juan XXIII. Estos fueron finalmente abordados, desarrollados y profundizados por Juan Pablo II", argumentó. 

"Humanae Vitae proporciona un ejemplo extraordinario del funcionamiento del proceso de parodosis, que significa la transmisión de la doctrina de la Iglesia. Cuando se recibe, adopta y transmite la verdad de la fe, lo que sucede es que lo que se recibe, cuando se adopta y se transmite, responde con una comprensión más profunda y una expresión más precisa de las necesidades del presente respectivo, mientras sigue siendo idéntico a sí mismo. En todo esto, la contradicción entre ayer y hoy es imposible: es el Espíritu Santo quien actúa en la Iglesia de Jesucristo para guiar este proceso de paradosis. Es el Espíritu Santo el que garantiza que la fe de la Iglesia se desarrolle a lo largo del tiempo, al igual que una persona adulta sigue siendo idéntica a la del infante que fue en el pasado", argumentó Brandmüller. 

Fuente: LifeSiteNews.com.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.