EN LA TRADICIONAL PEREGRINACIÓN INTERNACIONAL DE MAYO.

Más de 200.000 peregrinan al Santuario de la Virgen de Fátima en Portugal al cumplirse 102 años de las apariciones

Peregrinos de más de 40 países llegaron al Santurario de Fátima en Portugal, por la celebración de los 102 años de la aparición de la Nuestra Señora en la Cova de Iria a los pastorcitos Lucía, Jacinta y Francisco. El cardenal Luis Tagle exhortó a los fieles a concretar el Evangelio en sus vidas. "No hay mayor bendición que ser llamado por Dios a servir a Jesús, a hacer Jesús conocido, amado y servido. Esto sólo sucederá si, como María, estamos atentos a la Palabra de Dios, si recibimos a Jesús en nuestra vida y si vivimos como Jesús vivió", afirmó el prelado.

Santuario de Fátima.

14.05.2019  |  Piedad  |  Jennifer Almendras.

Más de 200.000 fieles de más de 40 países participaron de la tradicional peregrinación internacional de mayo, con el lema 'Dar gracias por peregrinar en Iglesia', en el Santurario de Fátima en Portugal, por la celebración de los 102 años de la aparición de la Nuestra Señora en la Cova de Iria a los 3 pastorcitos Lucía, Jacinta y Francisco, el lunes 13 de mayo. Desde esa fecha en 1917 hasta el 13 de octubre del mismo año, los niños presenciaron 6 de sus apariciones marianas. En 2017, los hermanos Jacinta y Francisco Marto fueron canonizados. 

El cardenal filipino y arzobispo de Manila, Luis Antonio Tagle destacó "otro aspecto de la maternidad de María: su obediencia, en la fe, a la palabra de Dios, que se fundó en el Evangelio proclamado", en la homilía de la Misa central, indicó el sitio oficial del Santuario. "La maternidad de María fue un acto de fe, al aceptar la invitación de Dios para ser la madre del Hijo de Dios. La respuesta de fe que María dio a la palabra de Dios, poniendo en práctica esa fe, hizo completa la bendición de Dios. María es modelo que enseña a encontrar el camino de la verdadera bendición", indicó. 

Tagle alertó a los peregrinos del peligro de las realidades que en el mundo de hoy inducen a la idea equivocada de una vida bendecida, por lo que exhortó a que los padres y los ancianos asuman "con seriedad la responsabilidad de educar a sus hijos en la fe". "No hay mayor bendición que ser llamado por Dios a servir a Jesús, a hacer Jesús conocido, amado y servido. Esto sólo sucederá si, como María, estamos atentos a la Palabra de Dios, si recibimos a Jesús en nuestra vida y si vivimos como Jesús vivió", afirmó el prelado.

Fuente: Agencias.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.