LA IGLESIA CATÓLICA DENUNCIA ESTE FLAGELO DESDE HACE MUCHO TIEMPO.

Detienen a un grupo que vendía mujeres cristianas de Pakistán a jóvenes de China para que terminen siendo prostituidas

La Policía de Pakistán detuvo a Candis, una china a la cabeza de la organización, el pastor protestante Zahid y otros 4 cristianos: Kashif, Qaisar, Janu y Parkash Masih, por organizar 'matrimonios falsos' entre jóvenes cristianas de ese país y jóvenes chinos para que luego sean vendidas y terminen en la prostitución en China. La investigación reveló que Candis trabajó junto a Anas Butt, un musulmán muy influyente que todavía no fue arrestado, puesto que es hijo de un oficial de la policía ya jubilado.

10.05.2019  |  Mujer  |  Jennifer Almendras.

La Policía de Pakistán detuvo a un grupo de 6 personas acusadas de organizar 'matrimonios falsos' entre jóvenes cristianas de ese país y jóvenes chinos -organizaban las ceremonias y las presionaban a casarse, ilusionándolas con promesas de una vida próspera- para que luego sean vendidas y terminen en la prostitución en China. En Faisalabad se celebraron unos 20 matrimonios ilícitos de este tipo, El flagelo de 'matrimonios falsos' entre chicas pakistaníes y muchachos chinos fue denunciada por la Iglesia Católica en el país desde hace ya bastante tiempo. 

Las autoridades arrestaron a Candis, una china a la cabeza de la organización, el pastor protestante Zahid y otros 4 cristianos: Kashif, Qaisar, Janu y Parkash Masih, después del 1 de mayo, cuando Mushtaq Masih, padre cristiano de una joven, denunció que su hija fue tomada y llevada a un restaurante de Faisalabad para un matrimonio con un joven chino. Allí descubrieron que el pastor Zahid tenía un certificado falso de matrimonio. Tras un breve interrogatorio a los 6, los acusaron de de tráfico humano, fraude y falso. La investigación reveló que Candis trabajó junto a Anas Butt, un musulmán muy influyente que todavía no fue arrestado, hijo de un oficial de la policía ya jubilado.

Ambos desde Lahore, contactaban y convencían a las jóvenes cristianas pobres a casarse con jóvenes chinos, además de pagarles una discreta suma a los padres de las jóvenes, al asegurarles que su hijas tendría una próspera vida de casada. "El gobierno pakistaní y el consulado chino deberían tomar decisiones precisas contra este tráfico de personas, verificando las visas y certificados de matrimonios", alertó Shahid Anwar, coordinador diocesano de Justicia y Paz en Faisalabad. "Es vergonzoso que este hombre y sus compañeros jueguen con su fe y por dinero acepten registrar los falsos matrimonios", aseveró Yasir Talib, activista por los derechos humanos, sobre el pastor Zahid. 

Fuente: Asia News.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.