DESPUÉS DE 4 AÑOS.

Reabren el único templo recuperado en Mosul para celebrar la Pascua tras la persecución del Estado Islámico

El arzobispo caldeo de Mosul, Michaeel Najeeb Moussa, presidió la Misa de Pascua en iglesia de San Pablo -donde se encuentran los restos de su predecesor, el obispo mártir Paulos Faraj Rahho, asesinado por yihadistas en 2008-, frente a las únicas 15 familias que regresaron a la ciudad. "Este es el único lugar de culto que de alguna manera volvimos a poner en pie y donde es posible decir Misa. No tengas miedo, ten el valor de ser cristiano. Nuestra misión es dar testimonio de Cristo", reflexionó. 

Cope.

23.04.2019  |  Irak  |  Jennifer Almendras.

El nuevo arzobispo caldeo de Mosul, Michaeel Najeeb Moussa presidió la Misa de domingo de Pascua en iglesia de San Pablo, único templo que logró ser recuperado de la guerra -y donde reposan los restos de su predecesor, el obispo mártir Paulos Faraj Rahho, asesinado por  yihadistas en 2008-, después de 4 años, frente a las únicas 15 familias que regresaron a la ciudad después de la persecución del Estado Islámico. Las iglesias, utilizadas como cárceles por los islamistas, volvieron a abrir sus puertas. 

"La nueva vida de Mosul y el renacimiento de Irak pasan por aquí. Este es el único lugar de culto que de alguna manera hemos vuelto a poner en pie y donde es posible decir Misa. No tengas miedo, ten el valor de ser cristiano. Nuestra misión es dar testimonio de Cristo. Este es el mensaje que queremos transmitir a nuestros hermanos de otras religiones y a todo el pueblo irakí", indicó Moussa, al precisar que desea que "el pueblo de Mosul y todos los fieles de la Llanura de Nínive vuelvan a emprender una nueva vida".

El prelado sostuvo que allí esa "primera Pascua es significativo". "La situación sigue siendo difícil: la mayoría de los fieles aún no regresaron a sus hogares y a sus tierras. En Mosul la situación es aún más delicada y no del todo segura debido a la presencia de yihadistas. No habrá futuro para los cristianos en Irak sin justicia. Es el llamamiento que también dirigimos al gobierno: que aplique la justicia y garantice los derechos de todos los ciudadanos, sin diferencias de religión y etnia", aseveró. 

Fuente: Vatican News.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.