EL VATICANO DIFUNDIÓ UNA CARTA APOSTÓLICA EN FORMA DE MOTU PROPRIO.

Francisco establece la obligación de denunciar ante la justicia vaticana los casos de abusos cuando se tenga conocimiento de un caso

El Papa indicó que desea que "se madure en la conciencia del deber de señalar los abusos ante las autoridades competentes". "Se pretende que se expulse de sus encargos al condenado por haber abusado de un menor o de una persona vulnerable y, al mismo tiempo, que se le ofrezcan las medidas adecuadas para su rehabilitación psicológica y espiritual, con el objetivo de su reinserción social. Se persigue que se haga todo lo posible para rehabilitar la buena fama de aquellos que han sido acusados injustamente", precisó el obispo de Roma. 

29.03.2019  |  Francisco  |  Jennifer Almendras.

Francisco estableció la obligación de denunciar ante la justicia vaticana los casos de abusos a menores y a personas vulnerables cuando se tenga conocimiento de un caso, tras la difusión realizada por el Vaticano de la Carta Apostólica en forma Motu Proprio sobre la protección de menores y de personas vulnerables, junto con una ley para el Estado Vaticano y unas líneas guías para su aplicación, el viernes 29 de marzo. Este Motu Proprio llegó después de un mes de la clausura del Encuentro sobre Protección de Menores, del que participaron 114 presidentes de conferencias episcopales. 

El Papa indicó que desea "reforzar aún más el marco institucional y normativo para prevenir y combatir los abusos contra los menores y las personas vulnerables", por lo que pretende que en la Curia Romana y en el Vaticano "se madure en la conciencia del deber de señalar los abusos ante las autoridades competentes". "Se busca se ofrezca a las víctimas y a sus familias una sanación pastoral además de un adecuado apoyo espiritual, médico, psicológico y legal. Se quiere que se garantice a los imputados el derecho a un proceso justo e imparcial, en el respeto a la presunción de inocencia", aseguró.

"Se pretende que se expulse de sus encargos al condenado por haber abusado de un menor o de una persona vulnerable y, al mismo tiempo, que se le ofrezcan las medidas adecuadas para su rehabilitación psicológica y espiritual, con el objetivo de su reinserción social. Se persigue que se haga todo lo posible para rehabilitar la buena fama de aquellos que han sido acusados injustamente; y que se ofrezca una formación adecuada para la tutela de menores y de las personas vulnerables", precisó el obispo de Roma. 

Fuente: ACI Prensa.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.