LA VERDADERA RAÍZ DE LOS MALES QUE PADECE LA IGLESIA.

Cardenales Burke y Brandmüller denuncian que "la plaga de la agenda homosexual está difundida dentro de la Iglesia" y piden que sea eliminada

Los cardenales que planteraron las 'dubia' a Francisco -que aún no respondió- que quedan vivos, Raymond Burke y Walter Brandmueller, indicaron que "las raíces de este fenómeno se encuentran en esa atmósfera de materialismo, relativismo y hedonismo en la que la existencia de una ley moral absoluta es puesta en discusión abiertamente", en una carta pública a los presidentes de las conferencias episcopales que participan del encuentro contra los abusos, a quienes les pidieron que suban "la voz para salvaguardar y proclamar la integridad de la doctrina" católica.

Los cardenales Burke y Brandmüller, únicos firmantes de las dubia que aún viven. NCR/Edward Pentin.

21.02.2019  |  Cardenales  |  Jennifer Almendras.

Los cardenales Raymond Burke y Walter Brandmueller aseveraron que "parece que el problema se reduce al de los abusos, un horrible crimen, especialmente cuando es perpetrado por un sacerdote, que sin embargo sólo es parte de una crisis mucho más vasta", al denunciar y pedir que se elimine "la plaga de la agenda homosexual que está difundida dentro de la Iglesia, promovida por redes organizadas y protegida por un clima de complicidad y silencio", en una carta abierta publicada por 'L'homme nouveau', según Religión en Libertad, a los presidentes de las conferencias episcopales, en vísperas del encuentro sobre 'La protección de los menores en la Iglesia' en el Vaticano. 

Precisaron que "el mundo católico está desorientado y se plantea una pregunta angustiosa: ¿hacia dónde va la Iglesia?". "Las raíces de este fenómeno se encuentran, es evidente, en esa atmósfera de materialismo, relativismo y hedonismo en la que la existencia de una ley moral absoluta, es decir, sin excepciones, es puesta en discusión abiertamente. Se acusa al clericalismo por los abusos, pero la responsabilidad primera y principal del clero no es el abuso de poder, sino el haberse alejado de la verdad del Evangelio. La negación, también pública, con palabras y hechos, de la ley divina y natural, es la raíz del mal que corrompe determinados ambientes de la Iglesia", denunciaron los purpurados de Estados Unidos y Alemania.

"Ante esta situación, hay cardenales y obispos que permanecen en silencio. ¿También ustedes permanecerán en silencio con ocasión de la reunión convocada en el Vaticano?", cuestionaron. "Estamos entre los que en 2016 interpelamos al Santo Padre sobre las 'dubia' -Carlo Caffarra y y Joachim Meisner fallecieron en 2017- que dividían a la Iglesia tras las conclusiones del Sínodo sobre la familia. Hoy esas 'dubia' no solo no tuvieron respuesta, sino que son parte de una crisis más general de fe. Por eso los alentamos a subir la voz para salvaguardar y proclamar la integridad de la doctrina de la Iglesia", exhortaron Burke y Brandmueller, al pedirles que no callen frente a la verdadera raíz de los males que padece la Iglesia. 

Fuente: Agencias.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.