"ME DIJERON: POR FIN TE AGARRAMOS".

Un sacerdote vuelve a ser agredido físicamente por policías de Nicaragua

El párroco de la iglesia San Miguel Arcángel de Masaya, Edwin Román Calderón, fue detenido por media hora y agredido físicamente por policías, hecho que fue condenado por la Arquidiócesis de Managua. "Reclamé y empecé a tomarles fotos, les dije que llamaría a los medios de comunicación; entonces intentaron quitarme el celular y me golpearon en el rostro. Seguiré junto al pueblo sufrido de Nicaragua. A mí nadie me va a callar, aunque me digan que me van a dar un balazo en la cabeza", sostuvo Calderón.

El Sanrafaelino.

El párroco de la iglesia San Miguel Arcángel de Masaya, Edwin Román Calderón, fue detenido por media hora y agredido físicamente por policías, el miércoles 13 de febrero pasado. Esta agresión se suma a la lista de ataques y amenazas que recibió de parte de los simpatizantes del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

La Arquidiócesis de Managua condenó el hecho al indicar que esta "situación pone en evidencia la falta de un ambiente de paz y se suma a otros actos que no contribuyen a un camino de concordia social". "Me dijeron: 'por fin te agarramos'. Reclamé y empecé a tomarles fotos, les dije que llamaría a los medios de comunicación; entonces intentaron quitarme el celular y me golpearon en el rostro", aseveró el presbítero a El Nuevo Diario, quien precisó que no necesitan buscarlo porque saben que vive en el templo. 

Calderón precisó que seguirá "junto al pueblo sufrido de Nicaragua". "A mí nadie me va a callar, aunque me digan que me van a dar un balazo en la cabeza", sostuvo. En septiembre pasado, el Padre Román fue agredido por el comisionado Ramón Avellán, subdirector de la Policía Nacional, junto con varios policías y simpatizantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) de Ortega.

Fuente: ACI Prensa.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.