BAJO ESTRICTA SUPERVISIÓN DEL GOBIERNO.

Logran inaugurar el primer templo católico en Cuba luego de 60 años del régimen comunista

La Iglesia en Cuba inauguró el primer templo católico dedicado al Sagrado Corazón construido en la localidad de Sandino. "Ayudar a nuestros hermanos es parte de nuestra fe", precisó el sacerdote de la parroquia de Tampa, Steven Dornquast, que viajó a Cuba para asistir a la inauguración de la iglesia que sus fieles de Estados Unidos financiaron. El hecho es algo anecdótico, al igual que la restitución de locales y templos de la Iglesia. En 2013 y 2014, se hicieron públicas algunas de las devoluciones, pero fueron sólo esas. 

30.01.2019  |  Comunismo  |  Jennifer Almendras.

La Iglesia en Cuba inauguró el primer templo católico dedicado al Sagrado Corazón construido en la localidad de Sandino, bajo supervisión del Gobierno, un hecho histórico después de 60 años del régimen comunista, el sábado 26 de enero. La población católica de la isla supera el 60%, pese a ser "vigilada y controlada" hace años, tal como lo indicaron 3 sacerdotes católicos en una carta en 2018. 

El templo, con capacidad para 200 personas y que ocupa 800 metros cuadrados de un terreno que el Estado cedió a la Iglesia, costó 95.000 dólares, financiado con los aportes de fieles de la parroquia de San Lorenzo, en la ciudad de Tampa, en Estados Unidos. El levantamiento del embargo por parte del país norteamericano, y la "apertura lenta" del propio Partido Comunista en ese país permitió que la construcción de la misma. 

"En la Iglesia con el bautismo recibimos una identidad. Ayudar a nuestros hermanos es parte de nuestra fe", precisó el sacerdote de la parroquia de Tampa, Steven Dornquast, que viajó a Cuba para asistir a la inauguración. El hecho es algo anecdótico, al igual que la devolución de locales y templos a la Iglesia. En 2013 y 2014, se hicieron públicas algunas de las devoluciones, pero fueron sólo esas. 

Fuente: Religión en Libertad.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.