LAS OBLIGARON A ABANDONAR EL LUGAR DURANTE LA NOCHE.

Policía de China destruye parcialmente un convento de religiosas

El obispo Wei Jingyi precisó que las hermanas del convento de la ciudad de Qiqihar encontraron otro lugar donde vivir. Además lograron convencer a las autoridades de salvar una parte del edificio que es utilizado como capilla y como residencia, mientras que el resto fue demolido, por ser considerado ilegal, donde se reúne una comunidad subterránea. 

20.12.2018  |  China  |  Jennifer Almendras.

La policía de China destruyó parcialmente un convento de religiosas en la ciudad de Qiqihar, tras irrumpir el 18 y 19 de diciembre cerca de las 23, y obligar a las monjas a abandonar en menos de una hora -pese a que las temperaturas llegan a bajo cero- el lugar por ser considerado ilegal, donde se reúne una comunidad subterránea. 

El obispo local, Wei Jingyi, precisó que las hermanas encontraron otro lugar donde vivir, y que además lograron convencer a las autoridades de salvar una parte del convento que es utilizado como capilla y como residencia, mientras que el resto fue demolido. Algunos agentes destruyeron los marcos de las ventanas, las puertas y demás.

Las religiosas fueron notificadas con un aviso de desalojo esa misma mañana y pudieron advertir a Wei sobre el hecho. Para el gobierno, todo el edificio es una construcción ilegal y además de ello, aloja reuniones religiosas ilegales -comunidad no-oficial-; y el mismo prelado Wei Jingyi no es reconocido por la Asociación Patriótica. 

Fuente: Asia News.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.