"SEGUIR A CRISTO SIGNIFICA DAR LA VIDA PARA SALVAR ALMAS".

Francisco: "Debemos estar atentos para no caer en ese estado de falta de vitalidad espiritual"

El Pontífice afirmó que las consecuencias de esto "son evidentes, adormecen la conciencia, provocan una parálisis espiritual que lleva a la muerte interior". Reiteró que "hoy, como en otras épocas, el cristiano está amenazado por ese triple enemigo: el mundo, el demonio y la carne; estos peligros están a veces camuflados no los reconocemos". 

Vatican Media.

06.12.2018  |  Francisco  |  Jennifer Almendras.

Francisco indicó que "debemos estar atentos para no caer en ese estado de falta de vitalidad espiritual", dado que "hoy, como en otras épocas, el cristiano está amenazado por ese triple enemigo: el mundo, el demonio y la carne; estos peligros están a veces camuflados no los reconocemos", en la Sala Clementina, el jueves 6 de diciembre, por el Jubileo por los 800 años de la Orden de los Mercedarios.

El Papa precisó que "sus consecuencias son evidentes, adormecen la conciencia, provocan una parálisis espiritual que lleva a la muerte interior", es por eso sostuvo que los miembros de la Orden de la Merced "están llamados a salir para salvar a los cristianos que están en peligro de perder la fe, que se ven degradados en su dignidad como personas y enredados en principios y sistemas opuestos al Evangelio".

"Seguir a Cristo significa dar la vida para salvar almas. Todos sabemos de la importancia del seguimiento de Cristo, pero a veces en vez de seguirlo planteamos nuestra vida como si fuera Él el que nos tiene que seguir a nosotros. El que sigue a Cristo lo hace dando la vida; no es un seguimiento parcial. Es la consecuencia de un corazón que fue 'tocado' por el amor de Dios", reflexionó el obispo de Roma. 

Fuente: ACI Prensa.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.