MÁS DEL 85% DEL PAÍS ES CATÓLICO.

Denuncian que el presidente de Filipinas anima a los ciudadanos a matar a los obispos católicos porque los considera "inútiles"

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, volvió a atacar con expresiones más violentas a la Iglesia en el país, donde el 85% es católico. "Esos obispos suyos, mátenlos. Esos bastardos no sirven para nada. No hacen más que criticar", sostuvo. "No queremos añadir más leña al fuego. Cualquier comentario solo exageraría el asunto", precisó el portavoz de la Conferencia Episcopal, Jerome Seciliano. 

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, volvió a atacar con expresiones más violentas a la Conferencia Episcopal de ese país al decirle a los ciudadanos, quienes en un 85% son católicos, que asesinen a sus obispos porque los considera "inútiles".

"Esos obispos suyos, mátenlos. Esos bastardos no sirven para nada. No hacen más que criticar", sostuvo Duterte, el miércoles 5 de diciembre por la noche, en un discurso en Manila que luego fue difundido por la oficina presidencial. En junio pasado, Duterte enojó a una multitud de fieles del país al llamar "estúpido" a Dios y reirse abiertamente de algunos dogmas del catolicismo como el pecado original.

El portavoz de la Conferencia de Obispos Católicos de Filipinas, Jerome Seciliano, indicó que responderán los ataques del mandatario. "No queremos añadir más leña al fuego. Cualquier comentario solo exageraría el asunto", precisó, a través de un comunicado. 

Fuente: EFE.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.