ALERTÓ SOBRE LA TIBIEZA QUE HACE VIVIR AL HOMBRE EN LA MUNDANIDAD.

Francisco reitera que "en nuestro interior siempre se produce una lucha entre el bien y el mal"

El Pontífice precisó que "la esencia del demonio es destruir la obra de Dios y buscará la manera de hacerlo cuando no puede destruir cara a cara, porque tiene de frente una fuerza de Dios que defiende a la persona". 

12.10.2018  |  Francisco  |  Jennifer Almendras.

Francisco indicó que "nuestro interior, siempre se produce una lucha entre el bien y el mal", al presidir una Misa en la Casa Santa Marta, el 12 de octubre. 

"La verdadera lucha es la primera lucha entre Dios y la antigua serpiente; entre Jesús y el diablo. La esencia del demonio es destruir la obra de Dios y buscará la manera de hacerlo cuando no puede destruir cara a cara, porque tiene de frente una fuerza de Dios que defiende a la persona", aseveró el obispo de Roma. 

El Papa advirtió de los demonios "educados", esos que ingresan en el alma sin que uno lo note y hacen al hombre "tibio" llevándolo a vivir en la mundanidad. Sostuvo que "cuando el demonio toma posesión del corazón de una persona, se queda ahí, y no quiere salir". 

Fuente: ACI Prensa.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.