DENUNCIÓ A NARCOS Y LE BALEARON LA IGLESIA.

Sacerdote de Rosario: "Tiraron 7 balazos en el altar y 5 en la entrada de la escuela parroquial"

El párroco de María Reina, Juan Pablo Núñez, aseveró que desde una moto tiraron "7 balazos en el altar" del templo y "5 en la entrada de la escuela" Paulo VI del barrio Larrea. Explicó que hicieron "un trabajo de contención a los chicos que es lo que los narcos no quieren". "Abrimos un Centro de Día y lo tuvimos que cerrar porque a los chicos los amedrentaban, les pegaban y amenazaban", lamentó Núñez. 

El Ciudadano/Juan José García.

24.09.2018  |  Argentina  |  Jennifer Almendras.

El párroco de la Santa Cruz, Juan Pablo Núñez, aseveró que narcos desde una moto tiraron "7 balazos en el altar" de la capilla María Reina y "5 en la entrada de la escuela" parroquial Paulo VI, en el barrio Larrea en la zona norte de Rosario, Santa Fe, el 23 de septiembre a las 3 de la madrugada, tras alertar el funcionamiento de un búnker de venta de drogas a la vuelta del colegio, por el que recibió también amenazas de muerte. La problemática del narcotráfico en Rosario es la peor del país por la presencia de bandas como la de 'Los Monos'. 

"Soy sacerdote, no hago trabajo de investigación, ni de trabajo contra el narcotráfico. Cuando llegue a la parroquia, una de las situaciones que me empezó a preocupar es la venta -de drogas- y lo que genera, como robos, arrebatos, que se meten adentro de las casas. A la noche en el barrio se escuchan tiroteos por todos lados. Anoche, cuando fue el tiroteo acá, pensé que era uno más. Esta vez no salí gracias a Dios porque me estuvieron esperando. Tiraron contra la escuela primero, se quedaron ahí un rato como me dijo una vecina", precisó, en diálogo con Miguel Clariá de la radio 'Cadena 3'.

Núñez explicó que hicieron "un trabajo de contención a los chicos que es lo que los narcos no quieren". "Abrimos un Centro de Día y lo tuvimos que cerrar porque a los chicos los amedrentaban, les pegaban y amenazaban. Estamos a la buena de Dios. No hubo una tragedia anterior porque nos está cuidando la Virgen. Al ver esta realidad no me puedo quedar callado", sostuvo, tras indicar que habló con autoridades para revertir la situación. "Fue un grito de desesperación. Sabía que iba a ocurrir una tragedia, pero en esta ocasión fue sin sangre. Después no sé si la voy a poder contar", afirmó. 

 

Fuente: Redacción VenL.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.