EN MEDIO DE LA CRISIS SOCIOPOLÍTICA QUE ATRAVIESA EL PAÍS.

Crece la agresividad contra el clero católico en Nicaragua

El cardenal Leopoldo Brenes condenó "la agresión al equipo periodístico de la Diócesis de Matagalpa quienes se disponían a dar cobertura de la labor de los sacerdotes de la Diócesis de Estelí". Denunció que en el templo parroquial La Candelaria, en el municipio de la Trinidad, miembros de la policía nacional y grupos paramilitares, causaron temor a sacerdotes y fieles que estaban en su interior.

Parroquia de la Trinidad/Telenorte.

La agresividad contra el clero católico en Nicaragua creció en los últimos días, tras la irrupción durante más de 40 horas de fuerzas paramilitares y gubernamentales en Estelí, con el objetivo de asediar la iglesia del municipio La Trinidad, el 4 de julio pasado. El templo  utilizado por la población como refugio fue semidestruido tras la fuerte descarga de tiros por parte de las "fuerzas combinadas" del Gobierno. EFE indicó que el ataque dejó una víctima fatal, además de tres casas incendiadas. 

"Desde Estelí me comunican que el templo parroquial La Candelaria, en el municipio de la Trinidad, Estelí está rodeado por miembros de la policía nacional y grupos paramilitares, causando temor a sacerdotes y fieles que están en su interior. Pido a la dirección nacional de la policía suspender dicha acción de acoso, para que dichos fieles puedan retornar a sus hogares", indicó el cardenal Leopoldo Brenes. 

Brenes condenó "la agresión al equipo periodístico de la Diócesis de Matagalpa quienes se disponían a dar cobertura de la labor de los sacerdotes de la Diócesis de Estelí en el sector de la Trinidad". El sacerdote de la Diócesis de León, Víctor Morales, denunció que cuando iba con otro presbítero "en busca de heridos" en Sutiaba, dos oficiales de la Policía los ofendieron con "palabras soeces fuertemente". 

Fuente: Gaudium Press.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.