POR 50 AÑOS DE LA ENCÍCLICA HUMANAE VITAE.

Cardenal Arinze destaca que la vida sacramental fortalece a las familias

El prefecto emérito de la Congregación para el Culto Divino, Francis Arinze, indicó que "el ejemplo es más poderoso que las palabras", dado que si "los hijos ven que los padres toman en serio la participación en la Misa, y además ven que los padres van a la Confesión, y que reciben la Comunión, los niños aprenden, aún más que en la clase de catecismo". 

The Catholic Sun.

17.05.2018  |  Cardenales  |  Jennifer Almendras.

El cardenal y prefecto emérito de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Francis Arinze, destacó la vida sacramental como fundamento para fortalecer la unión de los esposos, durante su visita a la diócesis de Phoenix de Estados Unidos, como parte de las celebraciones por los 50 años de la Encíclica Humanae Vitae.  

Indicó que "la Penitencia es el sacramento de la misericordia de Dios". "Así recibimos el perdón de Dios y la seguridad de la restauración de la gracia a una persona que ha tenido la desgracia de caer en pecado mortal. Este Sacramento, junto con la Eucaristía son los más mencionados en la Encíclica de Papa Pablo VI", precisó el prelado. 

Arinze afirmó que recurrir a los sacramentos de forma asidua es una de las claves de la transmisión de la fe a las nuevas generaciones en las familias. "El ejemplo es más poderoso que las palabras. Si los hijos ven que los padres toman en serio la participación en la Misa, y además ven que los padres van a la Confesión, y que reciben la Comunión, los niños aprenden, aún más que en la clase de catecismo", aseguró. 

Fuente: Gaudium Press.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.