"ANTES DEBE OBTENER ABSOLUCIÓN EN LA RECONCILIACIÓN".

Francisco recuerda que quien tiene "un pecado grave no debería acercarse a la Sagrada Comunión"

El Pontífice sostuvo que "la Cuaresma es una ocasión para acercarse al sacramento del perdón, confesarse bien y encontrar a Cristo en la Santa Comunión", tras reflexionar en la Audiencia General en la Plaza de San Pedro sobre la oración del Padrenuestro.

14.03.2018  |  Francisco  |  Jennifer Almendras.

Francisco recordó que "aquel que ha cometido un pecado grave no debería acercarse a la Sagrada Comunión sin haber obtenido antes la absolución en el sacramento de la Reconciliación", durante los saludos tras la Audiencia General en la Plaza de San Pedro dedicada al Padrenuestro, el 14 de marzo. 

El Papa reflexionó que en la oración cuando decimos "nuestro pan de cada día" solicitamos "no sólo comida para nuestro cuerpo, sino también el pan eucarístico, alimento del alma" pero para acercarnos a recibir la Comunión debemos estar limpios de pecados mortales

"La Cuaresma es una ocasión para acercarse al sacramento del perdón, confesarse bien y encontrar a Cristo en la Santa Comunión. El encuentro con Él confiere sentido a nuestra vida", aseguró el obispo de Roma. 

Fuente: ACI Prensa.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.