"DONDE HABITA LA VIRGEN, EL DIABLO NO ENTRA".

Francisco: "En los momentos turbulentos necesitamos acogernos bajo el manto de la Santa Madre de Dios"

El Papa aseguró que es "un gran peligro para la fe vivir sin Madre", al indicar que la Virgen María "custodia la fe, protege las relaciones, salva en la intemperie y preserva del mal". "Donde está la Madre, la perturbación no prevalece, el miedo no vence", sostuvo el obispo de Roma.

29.01.2018  |  Francisco  |  Jennifer Almendras.

Francisco recordó que "en los momentos turbulentos necesitamos acogernos bajo el manto de la Santa Madre de Dios", puesto que es "un gran peligro para la fe vivir sin Madre", al celebrar en la Basílica Pontificia de Santa María la Mayor en Roma la Misa por la Fiesta de la Traslación del Icono de la Salus Populi Romani -Protectora del Pueblo Romano-, que recientemente fue restaurado, el 28 de enero. 

El Pontífice indicó que la expresión "acogerse bajo el manto" tiene un gran sentido histórico y cultural, dado que "durante mucho tiempo, los perseguidos y necesitados buscaban refugio junto a las mujeres nobles de alta clase social: cuando sus mantos, que se consideraban inviolables, se tendían en signo de acogida, significaba que habían concedido su protección". 

"Así es para nosotros respecto a la Virgen, la más alta mujer del género humano. Su manto siempre permanece abierto para acogernos y protegernos. La Madre custodia la fe, protege las relaciones, salva en la intemperie y preserva del mal. Allí donde la Virgen habita, el diablo no entra en esa casa. Donde está la Madre, la perturbación no prevalece, el miedo no vence", reflexionó el Papa. 

Fuente: ACI Prensa.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.