LLEVÓ CARTA AL PAPA SOBRE SITUACIÓN DE IGLESIA PERSEGUIDA.

Cardenal Zen: "¿Qué evangelización existe cuando la Iglesia ya no es lo que debe ser?"

El arzobispo emérito de Hong Kong, Joseph Zen, indicó que un prelado vaticano pidió a los obispos de Shantou y Mindong, subterráneos y reconocidos por la Santa Sede, retirarse para dar espacio a dos obispos ilícitos, que dependen del régimen comunista. "Esto nos preocupa, sería una cosa trágica para la Iglesia en China. Durante muchos años se dijo que había que resistir, ser fiel, ¡Ahora piden rendirse!", lamentó el prelado. 

AP Photo.

29.01.2018  |  China  |  Jennifer Almendras.

El cardenal y arzobispo emérito de Hong Kong, Joseph Zen, cuestionó "¿qué evangelización existe cuando la Iglesia ya no es lo que debe ser?", tras confirmar la información publicada por Asia News, en la que se indicaba que un prelado vaticano habría pedido a los obispos de Shantou, Pedro Zhuang, y el de Mindong, José Guo Xijin, subterráneos y reconocidos por la Santa Sede, renunciar para dar espacio a dos obispos ilícitos, que dependen del régimen comunista, en una entrevista con Aurelio Porfiri para La Nuova Bussola Quotidiana. Los católicos chinos temen un acuerdo entre el Vaticano y Beijing que incluya cesiones en puntos por los que llevan décadas de padecer persecución y martirio.

Zen explicó que, en noviembre del año pasado, representantes de la Santa Sede le pidieron a dos obispos legítimos que dieran lugar a dos obispos ilegítimos, de los cuales uno se encuentra excomulgado. "Esto nos preocupa, sería una cosa trágica para la Iglesia en China. Durante muchos años se dijo que había que resistir, ser fiel, ¡Ahora piden rendirse! Y luego, ¿a cambio de qué? Parece una cesión de los débiles ante los fuertes, pero la realidad es que en la Iglesia, tenemos mucha fuerza espiritual", sostuvo el prelado, quien fue a Roma para ser atendido personalmente por el Papa y de esta forma hacerle entrega en sus manos de una carta que trata sobre la realidad de la Iglesia perseguida en China. 

Indicó que pudo entregarle con éxito el escrito y que el obispo de Roma le aseguró que lo leería. Además, aseguró que el Papa consideró que no se debería producir "otro caso Mindzenty". El cardenal József Mindzenty, primado de Hungría, fue obligado a dejar el país, para nombrar a un sucesor en Budapest, para satisfacer al gobierno comunista húngaro a mediados del siglo XX. "Tengo la impresión que el Santo Padre no está a favor de esta rendición completa. ¡La fe es nuestro principio! Podemos tener dificultades en acceder a los sacramentos, pero no podemos renunciar a la fe. Así no podemos hablar de evangelización", argumentó. 

Fuente: Agencias.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.