AL MENOS 12 SACERDOTES Y MONAGUILLOS FUERON DETENIDOS.

Policías de República Democrática del Congo ingresan a los tiros y lanzan gases lacrimógenos durante una Misa

Un feligrés del templo de San Miguel en Kinshasa explicó que mientras rezaban "los soldados y policías entraron a la iglesia disparando gases lacrimógenos" para evitar que participaran en protestas pacíficas contra el gobierno, que no convocó a elecciones como debía en 2017. Una mujer identificada como Chantal precisó que "mucha gente se cayó al piso, los paramédicos trataban de reanimar a señoras mayores que se desmayaron, pero el sacerdote no paró la Misa". 

AP Photo.

Las autoridades policiales y soldados del Ejército de la República Democrática del Congo ingresaron a los tiros y lanzaron gases lacrimógenos durante una Misa en Kinshasa para evitar que los fieles participaran después en protestas pacíficas contra el gobierno de Joseph Kabila, que no convocó a elecciones como debía en 2017, el 31 de diciembre pasado. 

Los agentes detuvieron al menos 12 sacerdotes y monaguillos. Además, cortaron los servicios de internet y de mensajería de texto para que los católicos, que representan el 40% de la población, no logren coordinar las protestas que organizaban. "Mientras estábamos rezando, los soldados y policías entraron a la iglesia disparando gases lacrimógenos y nos dispersaron", aseveró un feligrés de la iglesia de San Miguel.

"Mucha gente se cayó al piso, los paramédicos trataban de reanimar a señoras mayores que se desmayaron, pero el sacerdote no paró la Misa", aseguró una mujer identificada como Chantal. Escenas similares se vivieron en la Catedral de Notre-Dame en Gombe, al norte de Kinshasa. El mandatario Kabila se mantiene en el cargo desde la muerte de su padre en 2001. 

Fuente: Valores Religiosos.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.