TRAS VOLVER LUEGO DE SER EXPULSADOS POR EL ESTADO ISLÁMICO.

Católicos celebran la primera Misa de Navidad en Mosul entre escombros

El patriarca católico de Babilonia de los Caldeos, Louis Raphael Sako, exhortó a rezar "por la paz y la estabilidad en esta antigua ciudad, en nuestro país y en el mundo entero", al presidir la primera Misa de Navidad en la iglesia de San Pablo de la ciudad irakí -acompañado por obispos de rito caldeo, siro católico e incluso uno siro ortodoxo-, luego que 70 familias cristianas lograran regresar a sus hogares. 

26.12.2017  |  Irak  |  Jennifer Almendras.

El patriarca católico de Irak, Louis Raphael Sako, presidió la primera Misa de Navidad en la iglesia de San Pablo de Mosul entre escombros junto a fieles que pasaron años lejos tras ser expulsados por el expulsados por el Estado Islámico. 70 familias cristianas pudieron regresar a sus casas, aunque estén dañadas o completamente destruidas. 

"Estamos aquí reunidos para rezar por la paz y la estabilidad en esta antigua ciudad, en nuestro país y en el mundo entero", afirmó Sako durante la homilía -acompañado por obispos de rito caldeo, siro católico e incluso uno siro ortodoxo-, en el templo destruido por los yihadistas y que jóvenes musulmanes ayudaron a limpiar para celebrar la Eucaristía. 

El prelado indicó que "desde aquí apelamos a todos los musulmanes a hacer sentir su voz, para extinguir las tinieblas del extremismo, de la discriminación y del conflicto, para promover la paz, la tolerancia, la fraternidad y la dignidad". 

Fuente: Religión en Libertad.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.