LA INICIATIVA DEL GOBIERNO FUE RETIRADA.

Los obispos de Nicaragua se oponen a que la fiesta de la Inmaculada sea reconocida como "patrimonio nacional"

El diputado y segundo secretario de la Asamblea Nacional de Nicaragua, Wilfredo Navarro, explicó que el proyecto de ley del gobierno del presidente Daniel Ortega pretendía que las festividades marianas se declaren 'Patrimonio Histórico y Cultural de la Nación' dado que lo que se quería oficializar es "una fiesta que tiene el pueblo de Nicaragua". 

Conferencia Episcopal de Nicaragua.

La Asamblea Nacional de Nicaragua (ANN) retiró la iniciativa de ley del gobierno del presidente Daniel Ortega que pretendía declarar 'Patrimonio Histórico y Cultural de la Nación' las celebraciones en honor a la Inmaculada Concepción, tras la oposición inmediata, unánime y numerosa de los obispos del país, que se iba a discutir el 5 de diciembre. 

El diputado y segundo secretario de la ANN, Wilfredo Navarro, explicó que el proyecto pretendía que las festividades marianas se declaren patrimonio cultural dado que es "la costumbre del pueblo", y que lo que se quería oficializar es "una fiesta que tiene el pueblo de Nicaragua". El novenario de la Purísima, la Gritería que se celebra el 7 de diciembre; la Lavada de la Plata del 6 de diciembre, la festividad en honor a la Virgen del Trono en Chinandega, y la del 8 de diciembre de la Inmaculada Concepción iban a ser patrimonio nacional.  

El secretario general de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), Juan Mata, indicó que precisaron al Gobierno "lo inoportuno y lo inadecuado de una decisión de ese tipo, porque La Purísima no necesita de decreto alguno, porque está bien metida en el corazón del pueblo". El cardenal Leopoldo Brenes rechazó la iniciativa al indicar que la festividad de la Inmaculada Concepción es una fiesta litúrgica de la Iglesia Católica que pertenece al mundo y no a un país. 

Fuente: Fides.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.