PERTENECEN AL SEMINARIO MENOR DE PUERTO PRÍNCIPE.

Seminaristas de Haití dejan de vivir en carpas después de 5 años del terromoto

Ahora podrán "estudiar mejor, dormir mejor y llegar a ser sacerdotes para el pueblo de Dios”.

20.01.2015  |  Caribe  |  Jennifer Almendras.

Durante cinco años, la Iglesia Católica fue uno de los más constantes apoyos para la recuperación del país, tras el devastador terremoto del 12 de enero de 2010, al contribuir no sólo en la atención pastoral y humanitaria, sino también en la financiación de proyectos de construcción que permitan prevenir desastres similares. La Iglesia y sus miembros padecieron las consecuencias, como lo fueron los aspirantes al sacerdocio del Seminario Menor de Puerto Príncipe, quienes tras el terremoto tuvieron que vivir en carpas de emergencia donadas desde Estados Unidos.

A pesar del carácter temporal, la estadía de los seminaristas en las carpas se prolongó casi cinco años, hasta que finalmente pasaron a ocupar desde mediados de diciembre pasado el nuevo edificio destinado al Seminario. Se recaudaron los fondos necesarios para su construcción en las parroquias de la Arquidiócesis de Miami.

Uno de los seminaristas sobrevivientes del terremoto, Jean Moise Zetrenne, que cursa tercer año de Teología afirmó que ahora podrán "estudiar mejor, dormir mejor y llegar a ser sacerdotes para el pueblo de Dios”. 

Fuente: Gaudium Press.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.