EN 1945, DECENAS DE MILES MURIERON AL INSTANTE.

Cardenal Filoni reza en Hiroshima por las víctimas de la primera masacre atómica

El prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, Fernando Filoni, pidió a Dios en el Monumento de la Paz y de la Bomba Atómica por las víctimas del ataque nuclear, durante el cuarto día de su visita a Japón como enviado de Francisco. "Hiroshima es el lugar en el que Cristo ha renovado su sacrificio en el siglo veinte", reflexionó. 

21.09.2017  |  Japón  |  Jennifer Almendras.

El cardenal y prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, Fernando Filoni, rezó en Hiroshima en el Monumento de la Paz y de la Bomba Atómica por las víctimas de la primera masacre atómica, que se produjo el 6 de agosto de 1945, donde murieron más de 160.000 ciudadanos, durante el cuarto día de su visita a Japón como enviado de Francisco, el 20 de septiembre. 

Filoni, que dio un discurso a sacerdotes, religiosos, religiosas, fieles, consagrados y laicos de la Arquidiócesis de Hiroshima, recordó que "Hiroshima es el lugar en el que Cristo ha renovado su sacrificio en el siglo veinte", e indicó que para la Iglesia "significa ciudad de paz, en la que Dios no ha olvidado al hombre, no se ha escondido sino que vive allí". La jurisdicción eclesiástica cuenta con 20.000 bautizados católicos.

"Al admirar la obra misionera del pasado, no podemos quedarnos como simples administradores de esos resultados. Si no hay motivación para la vida misionera, también habrá falta de generosidad y celo apostólico; se perderá el gozo de la evangelización. De la gloria, de la gracia y de la verdad traídas por Cristo, el pueblo de Japón no puede ser excluido, Dios no se ha detenido a las puertas de este país que aunque noble y culto, espera el Reino de Dios", exhortó. 

Fuente: Fides.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.