VIERON DECAPITACIONES, LAPIDACIONES, AMPUTACIONES...

Los niños de las zonas ocupadas por el Estado Islámico sufren graves traumas psicológicos

La directora de la ONG 'Save the Children' en Siria, Sonia Khush, indicó que "puede que los niños parezcan normales por fuera pero por dentro muchos están atormentados por lo que han visto". "Corremos el riesgo de condenar a una generación de niños a una vida de sufrimiento a menos que sus necesidades de salud mental sean abordadas", aseveró.

29.08.2017  |  Infancia  |  Jennifer Almendras.

La directora de la ONG 'Save the Children' en Siria, Sonia Khush, precisó que es "crucial" que los niños de Raqqa, principal bastión del Estado Islámico en el país, que "escaparon con vida reciban el apoyo psicológico que les ayude a afrontar el trauma de ser testigos de una violencia y brutalidad despiadadas", tras presenciar decapitaciones, lapidaciones, flagelaciones, amputaciones y bombardeos de la coalición internacional en la zona de los yihadistas.

"El Estado Islámico decapitó a gente y dejó sus cuerpos en el suelo. Quería dormir, pero no podía cuando me acordaba de lo que había visto", indicó Raashida, de 13 años, en el campo para desplazados de Ain Issa. Un estudio realizado por la entidad reveló que los niños que escaparon del Estado Islámico en el norte de Irak mostraban signos de "estrés tóxico", es decir, un peligroso estado en el que el cuerpo está en constante 'lucha', dado que el 90% de los menores consultados perdió a al menos un miembro de su familia. 

Khush aseveró que "puede que los niños parezcan normales por fuera pero por dentro muchos están atormentados por lo que han visto". "Estos niños no pidieron las pesadillas y los recuerdos de ver a sus seres queridos morir delante de ellos. Corremos el riesgo de condenar a una generación de niños a una vida de sufrimiento a menos que sus necesidades de salud mental sean abordadas", denunció la responsable de la organización. 

Fuente: Público.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.