FIN DEL AÑO DE LA MISERICORDIA EN SANTIAGO DE CHILE.

Cardenal Ezzati: "Dios ha enviado a su propio Hijo para que nuestra vida sea de reconciliación y de paz"

El arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, afirmó que "aquellos que se han alejado de Jesús pueden experimentar la bondad, la ternura del corazón de Dios, para descubrir más profundamente en nuestras vidas lo que significa la misericordia de Dios y para aprender de Él el ser misericordioso con nuestros hermanos".

15.11.2016  |  Cardenales  |  Jennifer Almendras.

El cardenal y arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, aseguró que este es un año que "nos reveló el corazón de cada hombre", el cual es "sencillo, que reconoce las propias faltas, pero sobre todo, un corazón que confía y sabe que Dios a enviado a su propio hijo para que nuestra vida sea de reconciliación y de paz", el 13 de noviembre pasado, durante la Misa de culminación del Año de la Misericordia.

El prelado afirmó que "aquellos que se han alejado de Jesús pueden experimentar la bondad, la ternura del corazón de Dios, para descubrir más profundamente en nuestras vidas lo que significa la misericordia de Dios y para aprender de Él el ser misericordioso con nuestros hermanos". "Debe permanecer en cada uno de nosotros la experiencia de que Dios es nuestro Padre, que es acogedor, que perdona y ver que la gloria de Dios es que cada uno pueda encontrar en Él al Padre bondadoso", indicó. 

Durante la celebración, se expusieron dentro de la Catedral de Santiago distintas obras de arte relacionadas al Año de la Misericordia, que serán exhibidas en la remodelada sede arzobispal, a un costado del templo. Este cierre del Año Jubilar se realizó simultáneamente en todas las iglesias que contaron con la puerta santa. 

Fuente: Conferencia Episcopal de Chile.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.