LA LEY NO PUEDE OBLIGARLES A TRANSGREDIRLO.

Corte Suprema de Louisiana ratifica el derecho de los sacerdotes a guardar el secreto de confesión

La Corte Suprema de Louisiana reconoció que el secreto de confesión es un grave deber del sacerdote y del penitente, el cual debe protegerse a cualquier costo. La ley no puede obligar a un sacerdote a reportar crímenes que hayan conocido a través de una confesión. 

01.11.2016  |  Sacerdotes  |  Jennifer Almendras.

La Corte Suprema de Louisiana ratificó el derecho de los sacerdotes a conservar en secreto los contenidos de la confesión sacramental, de acuerdo a su deber religioso, el cual deben proteger incluso con su propia vida de acuerdo a la Doctrina de la Iglesia, el 18 de octubre pasado. La ley no puede obligar a un sacerdote a reportar crímenes que hayan conocido a través de una confesión. 

El máximo tribunal de justicia reconoció que el secreto de confesión es un grave deber del sacerdote y del penitente, el cual debe protegerse a cualquier costo, tras analizar la ley, debido una demanda en 2009 en contra del sacerdote Jeff Bayhi, quien se negó a testificar sobre si una joven había revelado la identidad de un abusador durante una confesión sacramental, y fue demandado por no violentar el sacramento. 

Los jueces estadounidenses establecieron que la ley que obliga a denunciar los casos de abuso no se aplica a los sacerdotes que los conozcan a través de la confesión, y aseveró que los delitos de este tipo deben ser denunciados si los presbíteros tienen conocimiento de ellos a través de conversaciones o comunicaciones no relacionadas con el sacramento.

Fuente: Gaudium Press.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.