TRAS POLÉMICO DOCUMENTO QUE PIDE CAMBIOS EN LA HUMANAE VITAE.

Más de 500 académicos en Estados Unidos defienden la Doctrina de la Iglesia sobre inmoralidad de anticoncepción

Los expertos estadounidenses argumentaron que "las enseñanzas de la Iglesia Católica sobre el don de la sexualidad, sobre el matrimonio y sobre la anticoncepción son verdaderas y defendibles desde muchos campos, entre ellos las verdades de la razón y la revelación concerniente a la dignidad de la persona humana". 

Más de 500 académicos en Estados Unidos defendieron la Doctrina de la Iglesia Católica sobre la inmoralidad de la anticoncepción, en un documento titulado 'Afirmación de la Enseñanza de la Iglesia sobre el Don de la Sexualidad', el 20 de septiembre pasado, en la Universidad Católica de América en Washington, tras el polémico escrito publicado por el 'Instituto Wijngaards para la Investigación Católica', en el que 150 académicos exigen un cambio en la Encíclica Humanae Vitae de Pablo VI, que fue ratificada por los siguientes Papas. 

Los firmantes argumentaron que "las enseñanzas de la Iglesia Católica sobre el don de la sexualidad, sobre el matrimonio y sobre la anticoncepción son verdaderas y defendibles desde muchos campos, entre ellos las verdades de la razón y la revelación concerniente a la dignidad de la persona humana", y destacaron el progresivo aumento del apoyo académico secular a la perspectiva de la Iglesia, incluso desde algunos sectores feministas que finalmente tomaron conciencia de los males que genera la anticoncepción en la sociedad. 

"La declaración Wijngaards representa seriamente mal la auténtica posición de la Iglesia Católica", advirtieron los expertos, al indicar que la posición de la Iglesia está basada primordialmente en "leyes biológicas". Asimismo, lamentaron la falta de atención de los autores del documento del Instituto Wijngaards, dado que sus argumentos "no ofrecen nada nuevo a las discusiones sobre la moralidad de la anticoncepción" y repiten conceptos ya rechazados por la Iglesia. Recordaron que la verdadera base es el designio de Dios para la sexualidad y el matrimonio.

Fuente: Gaudium Press.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.