EN UN DISTRITO COMERCIAL DE MAYORÍA MUSULMÁN CHIÍ.

Estado Islámico asesina a más de 200 personas en uno de los ataques más sangrientos en Irak

El sacerdote misionero que se encuentra hace 20 años en Oriente Medio y más de cinco en Irak, Luis Montes, aseguró que "los atentados son el pan de cada día desde hace 13 años y es algo que los irakíes sufren continuamente". "El reciente atentado ha sido algo espantoso y más fuerte que los otros realizados por el grupo terrorista musulmán", aseveró el presbítero. 

El Estado Islámico masacró a más de 200 muertos, al detonar un vehículo lleno de explosivos en el distrito comercial de Karada, de mayoría musulmán chií, durante la madrugada del 3 de julio pasado en Bagdad, capital de Irak, en uno de los atentados más sangriento que padeció el país. Los extremistas alentaron a sus militantes en diversas partes del mundo a realizar atentados durante el mes del Ramadán, que culminará el 6 de julio próximo. 

El sacerdote misionero que se encuentra hace 20 años en Oriente Medio y más de cinco en Irak, Luis Montes, afirmó que "los atentados son el pan de cada día desde hace 13 años y es algo que los irakíes sufren continuamente". "El reciente atentado ha sido algo espantoso y más fuerte que los otros realizados por el grupo terrorista musulmán", aseveró Montes, quien vivió en Bagdad, pero que fue recientemente trasladado a Erbil, en el Kurdistán Irakí. 

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) informó que la violencia en Irak perpetrada por el Estado Islámico ocasionado más de 3.300.000 de desplazados internos en el país desde enero de 2014. Según la ONU, entre enero de 2014 y octubre de 2015 más de 18.100 personas fueron asesinadas y otros 36.000 quedaron heridas. "El Estado Islámico continúa cometiendo una violencia sistemática y extendida y abusos contra las leyes internacionales humanitarias y de derechos humanos", indicaron. 

Fuente: InfoCatólica.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.