AL SER DISTINGUIDO CON DOCTORADO HONORIS CAUSA.

Cardenal Rouco Varela denuncia el progreso del relativismo ético

El cardenal y arzobispo emérito de Madrid, Antonio María Rouco Varela, lamentó que "en la coyuntura multicultural que caracteriza el momento histórico que estamos viviendo, son muchas y poderosas las fuerzas que están jugando a favor del relativismo ético", lo que se evidencia en "la legislación sobre el matrimonio y la familia, ya que se desdibujan en sus rasgos constituyentes". 

El cardenal y arzobispo emérito de Madrid, Antonio María Rouco Varela, alertó sobre el "progreso del relativismo ético, asentado sobre el principio de la autonomía total de la conciencia individual", que cuenta "con el apoyo intelectual de la ideología de género llevada hasta el extremo de una concepción del ser humano que lo materializa, lo reduce a un conjunto celular manipulable y, consiguientemente, lo despersonaliza de raíz", durante su discurso de investidura como doctor Honoris Causa por la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), con motivo de la celebración de la Festividad de San Antonio de Padua, patrón de la institución docente, el 13 de junio. 

El prelado lamentó la antropología que "cosifica al hombre, que deja de ser un 'quien' para pasar a ser una cosa, como denunciaba Julián Marías en la década de los ochenta del pasado siglo, está llegando a su cénit en sectores amplios y variados de las ciencias empíricas del hombre y del propio pensamiento filosófico". "La filosofía postmoderna es metafísicamente agnóstica y escéptica de cara a cualquier diálogo con la fe, de forma que no ha perdido influencia ni mediática ni universitaria. No hay duda: en la coyuntura multicultural que caracteriza el momento histórico que estamos viviendo, son muchas y poderosas las fuerzas que están jugando a favor del relativismo ético", argumentó el purpurado. 

Rouco Varela sostuvo que ese supuesto "éxito político, se puede constatar en las nuevas legislaciones sobre el derecho de la persona a la vida y su inviolavilidad desde sus inicios en el embrión humano, en todas sus formas de desarrollo, incluidas sus situaciones más dolorosas y dramáticas, hasta su final natural". "Se trata de un derecho que se niega o se recorta drásticamente. Lo mismo ocurre con la legislación sobre el matrimonio y la familia, ya que se desdibujan en sus rasgos constituyentes hasta el límite de la desfiguración de su tipificación institucional. Y es que su difusión mediática en la red y también en los medios tradicionales de comunicación social consolidan su éxito político-cultural y, consecuentemente, su éxito jurídico", aseveró. 

Fuente: 20 Minutos.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.