TRAS EL ROBO DE 3 SAGRARIOS.

Autoridades de China prohíben ceremonias y novenas de desagravio por profanación de la Eucaristía

El obispo de Handan, Stefano Yang Xiangtai, fue obligado a cancelar la novena de oración y penitencia con adoración eucarística para manifestar el alto honor del sacramento, por ser considerado "ilegal" por la Oficina de Asuntos Religiosos. "La neurosis de la Policía siempre se traducen en una afrenta a la libertad religiosa", lamentó un católico local. 

Las autoridades del régimen chino prohibieron a los fieles de la diócesis de Handan a reunirse el 6 de junio para rezar, en una jornada de oración y de ayuno, convocada por el obispo local Stefano Yang Xiangtai, como gesto de reparación y desagravio por la profanación de la Eucaristía, luego de que entre el 26 y 27 de mayo fueron destruidos y robados 3 sagrarios, y la hostias consagradas fueron tiradas al piso, en el pueblo de Xiao Di Ba. 

La Policía, que detuvo al ladrón de 19 años Chen Jing En, informó que supuestamente la diócesis no tiene el permiso para reunir a los fieles que provengan de diversos distritos. El prelado Xiangtai fue obligado a cancelar la novena de oración y penitencia con adoración eucarística para manifestar el alto honor del sacramento y pedir perdón por no haber vigilado las iglesias, convocada el 3 de junio pasado, por ser considerado "ilegal" por la Oficina de Asuntos Religiosos de Handan. 

Frente a ello, Xiangtai pidió a la comunidad herida en sus sentimientos religiosos y llena de fervor por reunirse a rezar y hacer penitencia en sus hogares, dado que el pueblo se encuentra rodeado por la fuerzas policiales y los sacerdotes fueron intimidados a abandonar sus casas. "Que la policía y la seguridad pública tengan miedo de una reunión de oración y penitencia realmente provoca risa. La neurosis de la Policía siempre se traducen en una afrenta a la libertad religiosa", lamentó un católico local. 

Fuente: Asia News.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.